MacKenzie Scott, la exesposa del fundador de Amazon, Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo en el índice de Bloomberg, ahora es la mujer más rica del planeta gracias a la fortuna obtenida en el divorcio.

Por Isis Sauceda
Septiembre 03, 2020
Anuncio

El presidente y fundador de Amazon, Jeff Bezos, tuvo que despedirse el año pasado de una gran parte de su fortuna para cumplir con la resolución de su  divorcio de su esposa MacKenzie Scott. Hoy, los bienes obtenidos convierten a Scott, de 50 años, en la mujer más rica del mundo.

De acuerdo a la lista Bloomberg’s Billionaire Index, que mide diariamente la fortuna de la gente más rica del planeta, Scott ahora cuenta con una fortuna de $68,000 millones.

El estado de cuenta bancaria la posiciona en el lugar número 12 del listado diario, contando hombres y mujeres, y muy cerca de la heredera de L’Oréal, Francoise Bettencourt, cuya fortuna está valorada en cerca de $67,000 millones.

Tampoco es que Bezos esté llorando por la compensación a su ex, ya que sigue siendo el hombre más rico del mundo con $207,000 millones a su alcance.

Jon Kopaloff/WireImage

Bezos y Scott llegaron a un acuerdo en abril de 2019 a casi cuatro meses de anunciar su separación tras 25 años de matrimonio y cuatro hijos. Scott se quedaría con el 4% de Amazon, una porción aquel momento valorada en un poco más de $38,000 millones, según Bloomberg.

En mayo de ese año, la escritora de profesión prometió que donaría la mayor parte de su fortuna a distintas organizaciones no lucrativas.

El pasado mes de julio, Scott aseguró que hasta el momento había contribuido alrededor de $1,700 millones a distintas fundaciones, incluyendo $586 millones a organizaciones a favor de la justicia social, así como $46 millones a grupos enfocados en la lucha por los derechos de la comunidad LGBTQ y $133 millones a organizaciones que promueven la igualdad de género, de acuerdo a People.

Tony Barson/Getty Images

Además, comentó que ha donado millones de dólares a causas para la salud pública, el desarrollo social y el cambio climático.

“Mi meta es devolver la mayoría de mi fortuna a la sociedad que ayudó a generarla, hacerlo seriamente, empezar lo antes posible y mantenerlo hasta que la caja fuerte esté vacía”, escribió para Medium.

Scott aseguró que también ha donado a los esfuerzos de salud e investigación relacionados con el coronavirus.