La cantante Mariah Carey ha sido señalada por un exmiembro de su equipo de seguridad por presunto acoso sexual y también por alegada humillación.

Por Lissy De La Rosa
Noviembre 08, 2017
Anuncio

Mariah Carey vuelve a ser noticia, pero, esta vez la cantante es señalada por un exmiembro de su equipo de seguridad por presunto acoso sexual y humillación.

La compañía de guardaespaldas que antes usaba Mariah Carey ha amenazado con demandarla, informó TMZ. ¿Por qué? Michael Anello, el dueño de la empresa y su exguardaespalda, alega que Carey presuntamente lo humillaba utilizando sobrenombres o refiriéndose a él como: Nazi, racista blanco (skinhead), miembro del KKK, KuKlux Klan, o de la supremacía blanca.

TMZ reporta que el abogado de Anello preparó un borrador de una demanda en la que expone que dicha empresa trabajó para Carey de junio del 2015 hasta mayo del 2017; con un balance de $221,329.51. Sin embargo, el agente de seguridad alega en dicho documento que le fueron prometidos dos años más de trabajo. Es decir, unos $511,000 de ganancia.

Sin embrago, TMZ expone que Anello dice que Carey lo humillaba tanto a él como a miembros de su equipo; sus colegas. ¿Por qué? El empresario dice que la cantante presuntamente les decía ser miembros de grupos de odio. La nota del portal de noticias explica que Anello alega que Mariah “deseaba estar rodeada de hombres negros, no de gente blanca”.

Eso no es todo. En el borrador de la demanda también se hacen alegaciones de acoso sexual. Alegadamente, se cometían “actos sexuales con la intención de que fueran vistos por Anello”, lee el documento.

Durante un viaje a Cabo San Lucas, Anello afirma que Mariah le pidió que fuera a su cuarto a mover unas maletas, y cuando llegó la cantante vestía una negligé transparente y abierta. TMZ reseña que en el documento Anello dice que trató de irse, pero Carey insistió que moviera el equipaje. Anello salió del lugar y no hubo contacto físico, según afirma. Ante estos señalamientos, TMZ contactó al equipo de trabajo de Mariah, que dijo se había comunicado con el abogado de Anello, y también accedió a pagar unas facturas. No obstante, TMZ informó que el propietario no estaba del todo satisfecho con la cantidad y que la demanda está aguantada, porque presuntamente estarían negociando.