El famosos "periodista provocador" que irrumpió en el escenario de Eurovisión para mostrar su trasero podría pasar hasta cinco años en prisión.

Por Celeste Rodas de Juárez
Mayo 15, 2017
Anuncio

Un bromista profesional que irrumpió en el show de Eurovisión que se celebraba en Ucrania para mostrar su trasero al público podría pasar cinco años en la cárcel, según dijo el ministro del Interior ucraniano, Arsén Avákov.

El insólito incidente sucedió el sábado en pleno concurso cuando la cantante ucraniana Jamala, ganadora la edición del festival el año pasado, interpretaba un tema. De repente, un individuo con una bandera australiana en la cintura saltó al escenario y bailó alrededor de la artista hasta que se dio la vuelta y se bajó los pantalones para enseñar su trasero a los presentes, y a los millones de espectadores que seguían el espectáculo en todo el continente.

Jamala, que aparentemente no se dio cuenta de lo que pasaba, y siguió cantando mientras efectivos de la seguridad se abalanzaban sobre el espontáneao, al que sacaron a rastras del escenario.

El bromista fue identificado como Vitalii Sediuk, quien se ha hecho un nombre generado incidentes, como la agresión Brad Pitt en una alfombra roja en 2014, un beso en una parte prohibida de la anatomía de Kim Kardashian el año pasado, y otras jugadas extrañas a Will Smith, Madonna, Adelle, Bladley Cooper y Leonardo DiCaprio.

Hasta ahora este ciudadano ucraniano se ha podido librar sin mayores consecuencias, pero esta última travesura le podría salir más cara. Avakov tildó al llamado “periodista provocador” de “vergüenza del país” y recordó que el código penal contempla para actos de vandalismo con agravantes penas que van desde las multas a los cinco años de privación de libertad.

“En respuesta a la pregunta sobre el idiota que mostró su trasero ante 200 millones de telespectadores (…), según sus propias palabras quería hacer su hobby, ya que ‘trabaja oficiosamente como periodista provocador'”, señaló el ministro.

Fuera de la broma del famoso Sediuk, el gran protagonista de la noche fue el cantante portugués Salvador Sobral, que ganó la contienda de una manera clara gracias a su sentida interpretación de una bella canción romántica titulada “Amar pelos dois” (Amar por los dos).