La estrella de telenovelas venezolana Maritza Bustamente —actriz de telenovelas como Pecadora y Acorralada— confiesa a Carolina Sandoval que su vida dio un giro tras quitarse los implantes de seno. Esto fue lo que reveló.

Por Lena Hansen
Febrero 03, 2021
Anuncio

Maritza Bustamente ha brillado en la pantalla chica en telenovelas como Pecadora, Acorralada, Perro amor y El fantasma de Elena. La estrella venezolana habló con su compatriota Carolina Sandoval en El almuerzo con Caro, revelando cómo cambió su vida tras quitarse los implantes de seno. La actriz dice que siendo adolescente comenzó a dar clases de baile para reunir dinero para pagarse la operación estética ya que soñaba con aumentarse los senos. A los 18 años se puso los implantes. "Mis amigas se estaban desarrollando y tenían senos, y yo no", recuerda Bustamante. "Siento que muchas mujeres pasamos por eso y tenemos esa necesidad de tener senos para sentirnos más completas".

Sandoval, de 47 años, reveló que ella se ha puesto dos sets de implantes, los primeros se los puso a los 22 años y luego se los cambió a los 32 años. Bustamente, de 40 años, dice que también se cambió los implantes a los doce años de ponérselos, porque recomiendan los expertos cambiarlos cada diez años. "En esta segunda etapa, desde hace tres años y medio, venía presentando una cantidad de síntomas que me hicieron visitar a más de 13 o 15 especialistas, y diagnósticos no había en realidad". Según la actriz, sus exámenes médicos salían bien, por lo que fue a ver a un siquiatra para ver si su malestar era algo emocional. "¡Esto ha sido un proceso tan largo de búsqueda!", confiesa.

Su reumatólogo la diagnosticó con fibromialgia, ya que Bustamente dice que sufría de dolores en las articulaciones, en las muñecas, en los tobillos, las rodillas, la pelvis, la espalda y la cabeza, además de cansancio. "Vives frustrado, impotente, no entiendes, te deprimes", cuenta. "Sentía que me había acostado en una autopista y me habían pasado camiones por encima", cuenta sobre los dolores que padecía. "Te conectas con puros pensamientos negativos". La meditación y llenarse de pensamientos positivos, tras leer libros de autoayuda, le trajeron cierto alivio. Sin embargo, siguió investigando para dar con la causa de sus molestias.

Credit: (Alexander Tamargo/Getty Images)

Sus seguidoras en las redes sociales le escribieron mensajes advirtiéndole que muchos de los síntomas que ella describía coincidían con la "enfermedad del implante mamario" o "síndrome de ASIA". Bustamente dice que tenía además alergias inesperadas y resequedad en la piel, que encajaban con los múltiples síntomas supuestamente provocados por los implantes mamarios. "No son parte de nuestro cuerpo, son pelotas plásticas", reconoce la actriz, quien decidió quitárselos.

Credit: (Alexander Tamargo/WireImage)

Tras quitarse los implantes hace unos tres meses, Bustamente dice que su salud mejoró notablemente, si bien su cuerpo sigue sanando.