La respetada actriz vuelve a pisar un plató esta vez para apoyar a su hija Sofía Castro en ¡Mira Quién Baila! Un momento muy emocionante y esperado por todos.

Anuncio

Era uno de los momentos más esperados y por fin llegó. Angélica Rivera volvió a pisar un plató de televisión, ese lugar desde el que nos ha regalado historias y papeles tan inolvidables como el de La Gaviota. Su regreso ha sido muy, muy especial y por amor a su hija del alma, Sofía Castro.

La actriz de 50 años, que luce regia, llegaba a los ensayos de ¡Mira Quién Baila! para apoyar, abrazar, mimar y aplaudir a su pequeña, concursante del famoso show de Univisión. La conversación entre madre e hija llegó a los corazones de los espectadores por el profundo amor que desprendió.

“Decías en el video que querías que tus papás estuvieran orgullosos de ti, ¿sabes qué? Lo hemos estado desde que naciste porque eres una guerrera, porque eres una niña buena, porque eres una niña fuerte, y aquí estamos”, le dijo la actriz casi al borde de las lágrimas.

“(Yo hoy) vengo de mamá, vengo a apoyar a mi hija, a darle consejos, a darle mucha fuerza, y sobre todo agradecerte, quiero agradecerte públicamente que has sido un pilar muy fuerte, cuando más te he necesitado, ahí has estado”, prosiguió Angélica con la voz entrecortada.

bkg_arsc191122_18.jpg

Sofía también tuvo unas preciosas palabras para su progenitora que demuestran la admiración y el respeto tan grande que siente hacia ella. “Mi mamá es la mujer que más admiro, la que me ha dado la fuerza suficiente que necesito para enfrentarme a cualquier cosa. Soy la mujer que soy por ella”, dijo conmovida.

Aunque se venía anunciando su aparición en el programa, ver a Angélica de nuevo frente a las cámaras fue un auténtico regalo. Esta vez la vimos en su papel de mamá, pero contamos los días para volver a disfrutarla como esa actriz que nos enamoró con su talento.