Ernesto Laguardia y su esposa Patricia Rodríguez han logrado formar un hogar estable en donde la diferencia de edad no provoca conflictos

By Carole Joseph
November 26, 2019

SUSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

Ernesto Laguardia de 60 años y Patricia Rodríguez, de 32, son la prueba perfecta de que la diferencia de edad no es un impedimento para formar un matrimonio estable y feliz cuyo cimiento es el respeto, admiración y apoyo mútuo. “Mi esposo me lleva 27 años a él no le gusta decir su edad, ni que yo diga cuántos años nos llevamos porque él cree que afecta. Yo digo que no”, dice Rodríguez, quien habló en exclusiva con People en Español de su vida junto al galán de telenovelas, con quien procreó a sus tres hijos Bárbara, Santiago y Emiliano.

¿Cuántos años es mayor que tú Ernesto Laguardia?

Me lleva 27 años.

¿Qué puedes decirme de Ernesto Laguardia?

Soy fan número uno de mi marido y lo admiro muchísimo. Ha trabajado muchísimo tiempo y siempre es muy entregado a su trabajo; ama lo que hace y lo hace bien. Siento que, hoy en día, a él no le gusta decir su edad, ni que yo diga cuántos años nos llevamos porque él cree que afecta. Yo digo que no. Pero, tristemente, hemos visto que sí; ven un número de edad y ya no quieren dar las oportunidades de trabajo. Su trabajo habla por sí mismo. Gracias a todos los que lo han apoyado, a todos los fans que tiene y a la gente que lo han apoyado en su carrera y ojalá tenga muchos años más de trabajo porque él ama lo que hace.

¿Cuál es la fórmula para poder ser esposa de un actor?

Tener mucha paciencia y comprensión porque es una profesión, siento, que muy difícil. Hay que tener paciencia porque no es un marido que tiene un trabajo de 9 a 5 todos los días.

¿Cómo combina Ernesto Laguardia el trabajo profesional y su vida como papá?

Lo admiro mucho como actor y como conductor, pero más como papá. Como papá es un hombre entregado; siempre hace tiempo [para sus hijos]. Ahorita, por ejemplo, que tiene trabajo, llega y trata de acostarlos o en la mañana, así sea que se despiertan a las 6 de la mañana, para ir a la escuela, se despierta con ellos. Cuando se puede vamos a visitarlo al set, le llevamos de comer; entonces, siempre, aunque sean momentos de muchas horas de trabajo él está preocupado por llamarles y ver cómo les va en la escuela; es muy entregado a sus hijos.

¿Qué les gusta hacer en familia?

Nos gusta mucho, los fines de semana, andar en bici de montaña y a los niños también les gusta mucho salir a caminar, y pasar tiempo juntos, en realidad. Nos gusta mucho llevarlos a museos y a que conozcan. A él le encanta enseñarles sobre historia a los niños y transmitirles todo lo que sus papás le enseñaron a él. Pasamos mucho tiempo en familia. Hoy en día, a los niños no se les dedica ese tiempo y Ernesto y yo somos muy entregados a ellos. Lo importante es estar juntos, el plan que cada quien tenga como idea lo tratamos de equilibrar.

¿Cómo manejan los niños las ausencias de su papá?

Realmente, Ernesto trata [de estar siempre presente]. Le digo ‘mi amor te doblas o te partes en mil pedazos', pero logra estar en los dos lados. Si hay que estar en la escuela para algo, está aunque sea al final y está ahí Bárbara; lo que sea, logra estar. Creo que cuando los niños realmente lo han llegado a sentir, tratan de estar conscientes. Les digo ‘es que tu papá, pues ahorita está trabajando'. Y al día siguiente o si tiene que ir de viaje, Ernesto habla. Pero al día siguiente a las 6 de la mañana ya está despierto conmigo arreglando y alistando todo para ir a la escuela. Lo equilibra bastante bien”.

¿Cuál es tu profesión?

Soy diseñadora. Estudié diseño gráfico y gemología. Pero lo que hago y me encanta son diseños. Ahorita estoy diseñando telas. Me encanta toda la parte creativa y el color, toda esa parte.

Advertisement