Erika Buenfil abre su corazón y hace diversas confesiones sobre la relación con Ernesto Zedillo junior, padre de su único hijo Nicolás.

Anuncio

Es bien sabido que Erika Buenfil ha criado sola a su único hijo Nicolás, debido a Ernesto Zedillo junior, padre del chico, nunca se hizo responsable de su cuidado. "Se alejó, pero no me chingó la vida", advirtió en entrevista con Jordi Rosado.

De acuerdo con la actriz, el romance con Zedillo junior "fue cortito, fue breve" y el embarazo ocurrió pese a que se estaba llevando a cabo un proceso de anticoncepción. Cuando se entera de que esperaba un bebé lo buscó pero los resultados de su parte fueron negativos aunque "si me cree, pero no pensaba en casarse". Sin embargo, la protagonista de la telenovela Amores verdaderos recibió todo el apoyo de su familia y "no pensé en ningún momento en no tenerlo".

"[Ernesto Zedillo junior] me llama para ir a una fiesta a Valle de Bravo. Entonces ahí le digo 'tengo que decirte algo' y le digo, y pues él no reaccionó padre [bien], se asustó un poco", relató. "Dijo 'me encantaría verte, a ver si mañana' y ya no lo vuelvo a ver".

Erika Buenfil y su hijo
Erika Buenfil y su hijo
| Credit: Instagram Erika Buenfil

De acuerdo con la también conocida como Reina del TikTok, "nunca dudó" de ser el padre, "yo decido tenerlo y él se aleja, no me dice nada" y "cambia teléfonos y todo". Lo volvió a ver a los cuatro, cinco meses de gestación y fue cuando le informó que tendría un varón, pero volvió a desaparecer y esta vez para siempre.

"Es el papá de mi hijo y me regaló al ser más maravilloso del mundo",

Erika Buenfil

"Me acuerdo perfecto que me dijo que no me preocupara, que iba a estar al pendiente y que periódicamente iba a haber una comunicación y entonces ya me sentí mucho más tranquila, y me preguntó si ya sabía qué iba a ser, y le dije que iba a ser hombre", mencionó. "No era novedad [que se fuera]".

Luego de esa conversación no tuvieron más contacto. Erika Buenfil ha dejado atrás esa historia y disfruta la vida al lado de su hijo Nicolás. Pese a ello, no le guarda ningún rencor, por el contrario. "Es el papá de mi hijo y me regaló al ser más maravilloso del mundo, entonces siempre, siempre, siempre le voy a desear lo mejor a pesar de como se haya portado en el momento, él sabrá sus razones", concluyó con lágrimas en los ojos.