La actriz mexicana se sinceró sobre el fugaz romance que mantuvo hace más de 13 años con el arquitecto Ernesto Zedillo Jr.

Por Moisés González
Septiembre 25, 2018
Anuncio

La identidad del padre del hijo de Érika Buenfil se mantuvo oculta durante muchos años hasta que en 2008 una periodista soltó la bomba en el programa de televisión mexicano Ventaneando al dar a conocer por primera vez de manera pública que se trataba del reconocido arquitecto Ernesto Zedillo Jr, con quien la reconocida actriz mexicana mantuvo un breve romance.

Ahora, una década después, es la propia Erika la que se sincera sobre esta fugaz relación que mantuvo 13 años atrás y que le dio el tesoro más grande de su vida: su primogénito Nicolás.

“Empezaba una relación y sucedió una noche… Yo no quería tener una relación, yo le huía a esa relación, para mí era, o es, un hombre más joven que yo, me daba un poco de miedo, un poco de no quería perder mi tiempo, un poco de están jugando conmigo”, contó Buenfil en una reciente entrevista con el programa de televisión mexicano Intrusos.

La que fuera protagonista de la telenovela Amores verdaderos no se equivocaba al pensar así ya que fue decirle al padre de su hijo que estaba embarazada para que este decidiera concluir de inmediato la relación y no quisiera saber nada más de ella.

“Ya no quiso”, aseguró la actriz.

Buenfil, que participa actualmente en la segunda temporada de la exitosa telenovela Por amar sin ley, reconoció que no fue fácil contarle a su madre lo que había sucedido.

“Mi mamá se enojó mucho”, expresó la intérprete de 54 años.

“Mi mamá se dio cuenta de que estaba embarazada antes que yo. Y entonces yo me hago la prueba de embarazo y me acuerdo que le dije ‘vas a ser abuelita' y muy fríamente me dijo ‘ya era porque tengo nietos de tus hermanos'. Entonces viene y se sienta a la orilla de la cama y me dice ‘¿quién es el papá?' Entonces cuando le dije [dijo] ‘ni hablar, pues salimos adelante como buenas norteñas'. Me dijo ‘no creo que él te respalde'. ‘¿Por qué dices eso mamá?' [le digo]. Y no se equivocó”, contó Érika, quien ha tenido que sacar adelante sola a su hijo como mamá soltera.