Aunque Erika Buenfil ahora goza de mucha fama, cuando quedó embarazada se quedó sin oportunidades laborales y tuvo que buscar la forma de salir adelante sola y con un hijo.

Por Carolina Amézquita Pino
Julio 27, 2020
Anuncio

Es bien sabido que Erika Buenfil se convirtió en madre soltera de Nicolás, cuyo padre, Ernesto Zedillo junior, es el hijo de un expresidente mexicano y nunca se ha hecho cargo del chico. De hecho, se casó cuando ella tenía ocho meses de embarazo. Ahora, la actriz revela lo difícil que fue quedarse sola y sin dinero para criar a su primogénito.

“Dije: ‘No te preocupes mi’hijito’. Tengo una forma de ser que todo lo transformo en positivo”, comentó Buenfil al programa mexicano de televisión Confesiones (Televisa). “Me cerraron las puertas, trabajando. De repente dejó de haber oportunidades [laborales]”.

Erika Buenfil y su hijo
Erika Buenfil y su hijo
| Credit: Instagram Erika Buenfil

Gracias al apoyo de su familia, particularmente de su madre, María Martha López, logró atravesar por esta complicada situación. La señora, hasta su muerte, siempre estuvo al lado de su hija y nieto para brindarles su respaldo.

“‘Pues salimos adelante’ [le dijo si madre a la actriz]. Como buena norteña me dijo ‘no creo que te respalde’. Y no se equivocó”, relató. “Un gran respaldo y un gran amor [de sus hermanos también]. Finalmente, es la familia. Nadie me dio la espalda, al contrario; [la trataron] con tanto amor”.

Erika Buenfil
Erika Buenfil
| Credit: Mezcalent

La protagonista de la telenovela Angélica dejó claro que el padre de su hijo nunca se hizo responsable aunque una sola vez conoció a Nicolás, cuando aún era un bebé, pero no lo volvió a ver, incluso solo lleva los apellidos de la actriz. Pese a todo, el chico sabe perfectamente quien es su progenitor y puede buscarlo en el momento que desee porque su madre nunca se la prohibido.

“No lo conoce [Zedillo junior]. Ni Nicolás se acuerda de él”, reveló. “[Nicolás sabe quién es su papá] no le miento y jamás le he prohibido si en algún momento él quiere buscarlo”.

Pese a lo que ha tenido que afrontar, Erika Buenfil considera que tener a su hijo “fue lo mejor que me pudo haber pasado” en su vida.