La actriz Erika Buenfil confesó que le gustaría encontrar a un compañero de vida

Abril 15, 2020
Anuncio

Erika Buenfil confiesa que el haber sacado adelante a su hijo Nicolás, de 15 años, siendo madre soltera le ha sido complicado, pero agradece todo el apoyo que recibió de sus familiares y amigos.

"Me ha costado mucho trabajo salir adelante sola, entonces eso me obliga a ser una mejor actriz también, me obliga a estar bien, porque no te puedes pelear en la vida porque te quedas sola y ‘¿qué hago?’. Gracias al apoyo, a la ayuda, a la mano de uno, a la mano de otro, cuando menos piensas sales adelante y eso se consigue solamente con amor y con miel”, dijo a MezcalTV.

Tras haber sido nombrada la ‘Tía del TikTok’ y convertirse en tendencia con los videos que ha compartido en dicha aplicación, usa las redes sociales para tener una relación más cercana con su heredero.

"A mí me gusta mucho tener comunicación con él. Soy una mamá soltera, entonces tengo que ver puntos de encuentro, y fueron las redes, de esa manera compartimos”, apuntó. “Se enoja, ‘mamá no lo hagas’, o ya de plano me lo maneja, o de plano me dice ‘esto no lo hagas porque no estás maquillada’, o ‘peínate bien, al fondo se ve mal’”.

Erika vuelve a las telenovelas en Te doy la vida (Univision), donde se reencuentra con un viejo compañero y amigo, Omar Fierro, a 32 años de protagonizar juntos Amor en silencio.

"Somos una pareja terminando su relación, que se llevan mal, un matrimonio cansado, desgastado, que nos ofendemos; pero cuando terminamos las escenas nos morimos de la risa, porque a parte Omar es muy grande y es muy fuerte, entonces tengo escenas donde lo tengo que golpear y le digo ‘¡haz como que te duele!’”.

Y claro que le gustaría encontrar a un compañero de vida.

"Sí me gustaría, pero ya llegará, cuando llegue y conecte lo sabrán, pero la verdad no me doy la oportunidad de encontrarlo. Me la paso encerrada en mi trabajo y cuando me invitan así a lugares me da una flojera horrible porque lo que quiero es estar en mi casa”, contó. “Esperemos que llegue y si así es, pues bienvenido, porque sí hace falta "apapacho" para el corazón".