Tras los constantes señalamientos por su posición frente a la pandemia, Eric del Castillo enfrenta a sus detractores de una manera tajante. Asegura que ha sufrido consecuencias.
Anuncio

Desde que inició la pandemia Eric del Castillo y su esposa Kate Trillo han causado polémica al declarar que no quieren vacunarse contra COVID-19 y se cuidan con métodos alternativos. Ante las críticas constantes, el actor estalla contra quienes lo atacan por su posición que, ha dejado claro, es particular.

"[Mi esposa Kate y yo] estamos bien, gracias a la medicina alternativa que existe. Estamos saludables. Me quiero tomar una prueba, no porque dude mi salud, si no para decirle a mucha gente '¡Estoy sano!', punto. Ya no me estén fregando", advirtió Del Castillo al programa mexicano de televisión Venga la alegría (TV Azteca). "Me molesta. En la salud estoy bien. [Pero] ya me da coraje, la verdad ".

De acuerdo con el intérprete del Jefe Ricardo Vidal en la teleserie La doña, los constantes cuestionamientos al respecto ya te están trayendo consecuencias, debido a que ha perdido oportunidades laborales. "Están causando que no me contrate la gente, eso que quede muy claro, me están haciendo mucho daño", advirtió. 

"En fin, si me quieren contratar bien y si no '¡Me da lo mismo!' tengo lo suficiente para vivir con o sin trabajo", agregó. "Ahora bien, que me hagan una prueba, a lo mejor yo estoy más sano que los que se vacunan, mejor que mi hija [Kate]".

Eric del Castillo
Credit: Mezcalent.com

Eric del Castillo enfatizó que no es antivacunas, solamente tiene una postura personal al respecto. "Yo no estoy en contra de la vacuna, y debo de reconocer que gracias a la vacuna han bajado las defunciones. Y vacúnense, por favor. Únicamente que nosotros sentimos que la necesitamos, punto, que se entienda hay libertad. O si no hay libertad, pues ya nos llevó la fregada", concluyó.