Te presentamos a la esposa y al hijo del presentador del exitoso reality show de competencias deportivas de Telemundo.

Por Moisés González
Noviembre 19, 2019
Anuncio

En su tercera temporada, que se encuentra en plena etapa culminante, Exatlón Estados Unidos se ha convertido de nueva cuenta en uno de los programas más vistos de la televisión de habla hispana.

Al frente de este exitoso reality show de competencias deportivas que transmite de lunes a viernes a las 7 p.m., hora del Este, la cadena Telemundo se encuentra el periodista Erasmo Provenza, el anfitrión del show y uno de sus rostros más queridos.

Con una extensa trayectoria en el mundo periodístico a sus espaldas de más de tres lustros, Provenza se ha ganado un lugar en los corazones del público gracias a su excelente desempeño como ‘maestro de ceremonias' del citado reality show.

Pocos saben, sin embargo, que cuando se apagan las cámaras de Exatlón y retoma su vida cotidiana, Erasmo es un hombre entregado por completo a su familia.

El presentador, que tiene algo más de 160 mil seguidores solo en Instagram, comparte su vida desde hace varios años con Vanessa Terán, una guapa mujer que también está vinculada con el mundo de los deportes ya que, entre otras cosas, es instructora de Spinning y coach de volleyball.

“Gracias por estar y por ser parte fundamental en mi vida. Te amo”, le escribía recientemente Provenza a su pareja a través de su perfil de Instagram.

Erasmo y Vanessa debutaron como papás en agosto de 2017, hace algo más de dos años, con el nacimiento de Noah, su único hijo.

Un bebé muy deseado que llegaba para colmar de felicidad a la bella pareja.

“Salió a la madre, mi enano: parrandero y juguetón”, escribió Provenza junto a un vídeo que compartió recientemente a través de sus redes en el que aparece el menor de dos años frente a la televisión bailando el ‘Gangnam Style', la popular canción interpretada por el artista surcoreano PSY que se hizo muy popular años atrás a nivel mundial.

Para el periodista no hay nada más importante que su familia por eso tener que estar lejos de ella mientras conduce el reality show en República Dominicana supone una experiencia de lo más difícil para él.

“Solo Dios sabe cuánto los amo y cuánta falta me hacen”, se sinceraba en Instagram semanas atrás el presentador.