El cantante y su esposa recibieron a su bebé con entusiasmo. Un milagro que llega tras haber rozado casi la muerte después de un grave accidente en Uber.

Anuncio

El pasado 11 de junio Emir Pabón y su mujer, Stefanía de Aranda, volvieron a nacer. La pareja sufrió un aparatoso accidente en el Uber que viajaban en Houston cuando iban a darse la segunda dosis de la vacuna y que pudo haberles costado, literalmente, la vida.

A casi dos meses de lo ocurrido, el vocalista del grupo Cañaveral y su esposa celebran la vida como nunca. Y no solo porque pueden contarlo, sino porque ha nacido el hijo que con tanto amor esperaban.

Inundados de amor y felicidad, lo confirmaban en sus redes sociales a través de un comunicado. "Tanto mi esposa como yo estamos muy agradecidos primeramente con Dios y con todos ustedes por estar en momentos tan difíciles con nosotros, como los que pasamos y que ahora formen parte de este milagro de vida… Sin duda todos esos mensajes de apoyo nos hicieron muy fuertes para salir adelante, simplemente gracias".

La llegada de su pequeño se da en un momento especialmente delicado para ambos, quienes todavía se recuperan de las secuelas dejadas por el terrible incidente.

En estas fotos exclusivas para People en Español, la pareja muestra la dolorosa experiencia que atravesaron y las lesiones en su cuerpo de las que todavía se siguen tratando médicamente.

Emir Pavon y esposa
Credit: Cortesía Emir Pavon vía Parte_1
Emir Pavon y esposa
Credit: Cortesía Emir Pavon vía Parte_1

"Estamos en un proceso de rehabilitación físico y mental, fue un acontecimiento muy fuerte pues estuvimos al borde de la muerte... Estamos yendo cuatro veces a la semana a rehabilitación, a terapia y también sicológicamente ayudándonos un poco para sacar este acontecimiento de la cabeza", expresó Emir en exclusiva para People en Español.

El artista compartió qué fue exactamente lo que pasó aquel fatídico día. Todo empezaba cuando el conductor aceleró sin razón alguna. "Le decíamos que parara, no nos hizo caso nunca, fue inevitable el choque, me acuerdo hasta el segundo del impacto. Se bloquea la mente y cuando reaccionas no sabes dónde estás", recuerda.

Lo peor de todo, por encima de las lesiones y heridas, fue estar incomunicado con su esposa, entonces embarazada. Cada uno fue ingresado en un hospital diferente con graves daños físicos. "Tuve tres operaciones de rodilla, muñeca y brazo, me pusieron placas, tornillos en la rodilla, en la cara también, tuve una apertura muy grande, tuvieron que coserme", relata el cantante.

Un proceso muy fuerte también para su esposa quien estuvo "varios días en terapia intensiva" debido un fuerte golpe en el pecho que afectó a su corazón. Afortunadamente, en cuanto Emir fue dado de alta acudió al cuidado de Stefanía quien este fin de semana se convertía en una feliz mamá.

Emir Pavon y esposa
Credit: Cortesía Emir Pavon vía Parte_1

"Somos victoriosos, somos un testimonio viviente del milagro de Dios... Es un antes y un después, es un momento de vivir, de disfrutar, de no perder el tiempo, de agradecer a Dios y a la vida estar vivos y que nos estamos levantando, la fuerza y las ganas de recuperación son infinitas", concluyó. ¡Muchísimas felicidades a los recién convertidos en papás y lo mejor en su proceso de recuperación!