Sale a la luz el registro de la marca seis meses después de que los duques de Sussex la solicitaran. La petición se llevó a cabo al día siguiente del rompimiento con la fundación de los duques de Cambridge, algo que en su momento pareció indicar que algo no marchaba bien entre los hermanos.

Por Nuria Domenech
Diciembre 30, 2019
Anuncio

Los duques de Sussex continúan con sus vacaciones en la Isla de Vancouver, Canadá, donde se espera que pasen el fin de año. Allí se les vio durante estas semanas, haciendo ejercicio alrededor de la urbanización donde están instalados. Otros testigos afirman haber visto al príncipe Harry varias veces de paseo en un parque natural cercano.

El secreto de su ubicación salió a la luz a raíz de una entrevista que la dueña de un restaurante concedió a un periódico local. La esposa del chef aseguró que no admitieron su reserva por el despliegue de seguridad que requería su visita.

Ahora sabemos que, según los registros de la Oficina de Propiedad Intelectual del Reino Unido, Meghan Markle y el príncipe Harry solicitaron la marca “Sussex Royal” hace seis meses aproximadamente, el pasado 21 de junio, un día después de que la pareja rompiera con The Royal Foundation, la fundación que hasta entonces compartían con Kate Middleton y el príncipe William.

Aunque la noticia se conoce ahora, cuando la marca acaba de ser aprobada, eso demuestra que el rompimiento entre los cuñados, por parte de los duques de Sussex, era un plan premeditado y no un acto de independencia o rebeldía tomado a la ligera.

Mientras que algunos medios destacaron en aquel momento que era una clara evidencia de la mala relación entre los hermanos, la comentarista de la realeza de la BBC le aseguró a Insider’s que ese paso era algo “totalmente natural” y que era normal que los príncipes tuviera cada uno su propia organización benéfica.

En la petición de la marca, se solicitó para que fuera válida en al menos cien servicios: empresas de caridad y educacionales, campañas de marketing, libros y publicaciones, como periódicos o revistas… También podrán utilizarla como marca de ropa en distintas prendas como chamarras, sudaderas, pantalones, ¡y hasta pijamas!

Mientras que una fuente le comentó a CNN que era un esfuerzo de los duques de Sussex por modernizar la monarquía, otros medios aseguran que lo hicieron para protegerse de que nadie pueda lucrarse a costa de su nombre. Lo que sí nos queda claro a juzgar por la trayectoria de la pareja, es que el fin último de Meghan y Harry es recaudar fondos para continuar con su misión: la aventura de hacer de este mundo un lugar mejor y más amable a través de la fundación que lleva su marca.