Emma Coronel Aispuro, mujer del capo mexicano ,se apoderó de sus redes para agradacer a quienes ayudaron a su marido en su juicio.

By Mayra Mangal
February 01, 2019 02:23 PM

Emma Coronel Aispuro, la joven esposa de Joaquín el Chapo Guzmán Loera quiere que todos sepan que no cambiará lo que ella piensa de su marido  y que no ella no tiene de qué avergonzarse, pese a los testimonios y las pruebas que lo han pintado como un sangriento criminal en el juicio contra el capo en Brooklyn, Nueva York.

“Todo lo que se habló en el juicio sobre Joaquín, bueno y malo, para mí no cambia de ninguna manera la forma que tengo de pensar de él ya que tengo años de conocerlo y compartir con él y esos años me dejan más que claro la persona que es él y eso nadie lo cambia de mi mente”, dijo la ex reina de belleza ensu flamante cuenta oficial de Instagram.

“[Mi marido es un] excelente padre, amigo, hermano, hijo, pareja (…) no me pueden vender otra versión de Joaquín y aunque hace mucho tiempo que no tenemos contacto, mi esposo sabe lo mucho que lo quiero y siempre contó, cuenta y contará conmigo”, agregó.

Instagram/Emma Coronela

Emma Coronel en Nueva York. Ella es madre de niñas mellizas: Emali (“Mali”) y María Joaquina(“Kiki”), apodadas las “Reynitas”, de 7 años.

KENA BETANCUR/AFP/Getty Images

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Hoy terminan para mí esas jornadas largas en corte donde hubo de todo; días buenos y días malos, donde también mi nombre fue varias veces mencionando y expuesto en duda”, alcanzó a apuntar la Coronela, como algunos la llaman. “De eso solo puedo decir que no tengo nada de qué avergonzarme. No soy perfecta, pero me considero un buen ser humano que nunca he lastimado a nadie intencionalmente”.

También dedicó un espacio para agradecer al equipo de abogados de su “viejo”, como ella llama a su esposo, “Estoy agradecida también con las personas que sin conocernos nos mostraron su apoyo. Esos detalles son los que nunca se olvidan”.

Ahora el Chapo espera en su celda de máxima seguridad eb Manhattan el veredicto del jurado que desde principios de noviembre ha escuchado con atención, sorpresa y a veces hasta horror, los testimonios de quienes cruzaron su camino con el narco nacido en Sinaloa.

Guzmán, de 61 años, está acusado de encabezar una enorme y sangrienta red criminal de narcotráfico que le permitió amasar una fortuna de $14,000 millones. De ser encontrado culpable, podría pasar el resto de sus días en la cárcel.

Advertisement


EDIT POST