Emilio Osorio se considera un joven valiente como ‘Aristóteles’, su personaje en la telenovela El corazón nunca se equivoca. Disciplinado como su padre, el productor Juan Osorio, y libre como su madre, la vedette Niurka Marcos.

By Nohelia Castro
August 28, 2019 11:55 AM

Emilio Osorio se considera un joven valiente como ‘Aristóteles', su personaje en la telenovela El corazón nunca se equivoca (Univision). Disciplinado como su padre, el productor Juan Osorio, y libre como su madre, la vedette Niurka Marcos.

"Comparto el sentimiento de disfrutar con este personaje el hecho de que nunca se rinde y el hecho de que es valiente. Yo creo que es un ejemplo fundamental para hoy en día, no solo para la equidad sino para todas las situaciones que estamos viviendo alrededor del mundo hoy en día", dijo sobre su personaje.

Mezcalent

Emilio tiene la oportunidad de trabajar con su padre, el productor ejecutivo del proyecto, algo que no le hace más fácil las cosas.

"Me ha tocado trabajar de las dos maneras y creo que es más difícil el hecho de que trabajes con tu padre, porque no solamente hay una exigencia de parte del productor, sino que hay una exigencia de parte de crecimiento personal como padre, porque al fin y al cabo un productor puede decir ‘no me importa que este actor no lo haga, no lo vuelvo a contratar y punto', pero un padre sí se preocupa porque lo haga y siempre va a querer que su hijo sea el mejor".

Instagram Emilio Osorio Marcos.

¿Qué has heredado de ellos?
"He agarrado las mejores partes que he podido de ellos, y si te digo que las peores también, te digo que estoy orgulloso porque son personas increíbles. Mi padre se basa mucho en lo profesional, disciplinado, muy perfecto, muy perfeccionista. Mi mamá es más el hecho de hacerlo como salga, la libertad, el ser natural, entonces son dos cosas que al fin y al cabo cuando las vas aprendiendo entiendes a tener un equilibrio entre que siempre hagas lo que tú quieras, pero con un límite de saber a dónde vas, a dónde va dirigido y qué quieres expresarle a la gente".

Mezcalent.com (2)

¿Y del lado no tan bueno?
"Los dos, cuando se enojan son horriblemente terribles, y eso creo que lo heredé, y también cuando son felices no tienen ningún problema con nadie y siempre saludan a todo el mundo; eso también lo heredé, heredé muchísimas cosas, la verdad, soy muy feliz".

Algo que Emilio no heredó, fueron las pompas de su mami. "No heredé las pompas de mi mamá, ‘¿por qué no heredé las pompas de mi mamá?'", expresó entre risas. "¡Ojalá hubiera heredado las pompas de mi madre!".

Advertisement