El expresidente Barack Obama se ha reunido con su hija mayor Malia en Nueva York para disfrutar de su compañía poco después de llegar de las Islas Vírgenes

Por Teresa Aranguez
Febrero 25, 2017
Anuncio

Barack Obama ha regresado de las vacaciones, ¡y de qué manera! Su primera parada ha sido Nueva York y no precisamente por trabajo. El expresidente parece seguir disfrutando de su merecido descanso y lo hace en la mejor compañía, al lado de su hija mayor, Malia, con quien se paseó por las calles de la Gran Manzana para disfrutar de unos días llenos de magia.

Padre e hija disfrutaron de una cena en Emilio's Ballato, un retaurante italiano en el Soho. Eso ocurría la noche del jueves. El viernes, al más puro estilo neoyorkino, ambos fueron fotografiados tomando un café y disfrutando de su compañía. Se preparaban para una mágica noche de teatro. Barack llevó a su hija a disfrutar de la obra de Arthur Miller, The Price on Broadway, protagonizada por Danny DeVito y Mark Ruffalo.

La visita de Obama a Nueva York ha causado conmoción en los neoyorkinos que se hicieron eco de su estancia a través de fotos varias en diferentes redes sociales. En ellas se puede apreciar un brillo especial en su mirada y un bronceado heredado de sus idílicos días en las Islas Vírgenes.

Él y su esposa pasaron diez emocionantes días en este paradisíaco lugar. En concreto, en una isla privada perteneciente al británico billonario y fundador del grupo Virgin, Richard Branson. Risas, deportes de agua y mucho descanso fueron los protagonistas principales de este merecido periodo vacacional.

La pareja, ya con las pilas cargadas, volvió a su casa de $4.3 millones en Washington D.C. a primeros de Febrero con el objetivo de retomar sus compromisos con los ciudadanos y seguir luchando por un país mejor. Pero antes, momentos de calidad con su hija Malia.