Hace poco compartíamos la polémica noticia de cómo el rey Carlos Gustavo expulsó a cinco de sus nietos de la familia real. Durante su discurso de Navidad, el monarca de Suecia aclaró los motivos de su increíble decisión. ¿Tomarán nota de ello otras monarquías como la británica?

By Nuria Domenech
December 27, 2019 11:01 AM

Este año sorprendió a muchos el comunicado del rey Carlos Gustavo de Suecia, en una noticia que dio la vuelta al mundo: por decisión suya, sus nietos quedaban expulsados de la casa real, salvo los hijos de la princesa Victoria, su heredera al trono.

Así lo dijo de forma oficial la corona sueca: “La decisión de Su Majestad el Rey significa que los hijos del príncipe Carlos Felipe y la princesa Sofía, así como los hijos de la princesa Magdalena y el Sr. Christopher O’Neill ya no pertenecen a la Casa Real”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETIN

Con esta iniciativa, el rey quiso aclarar qué personas quedaban dentro de la Casa Real y quiénes realizarían tareas oficiales representado al Jefe del Estado aunque también puso en duda el futuro de otras monarquías.

Durante su reciente discurso de Navidad, el monarca quiso recordar los motivos que le llevaron a tomar esta polémica decisión: “A principios de este año tomé la decisión de definir lo que se conoce como casa real. El motivo era el de aclarar qué miembros de la familia real actuarán como representantes oficiales de Suecia en el futuro. Para mí, es una forma de delimitar cuáles son las expectativas. Espero que la decisión sea útil cuando mis nietos tengan que labrar su propio futuro”.

Al no recibir manutención de parte del dinero de los contribuyentes, los hijos de los príncipes Carlos Felipe y Magdalena podrán hacer lo que quieran con sus vidas y, aunque pierden su condición como miembros de la realeza, no sucede lo mismo con el lugar que ocupan en la línea de sucesión al trono, que se mantiene.

Eso sí, aunque continúen siendo príncipes y princesas, el título morirá con ellos sin que puedan heredarlo sus futuros hijos.

Advertisement