Los duques de Sussex, el príncipe Harry y Meghan Markle, hablan de sus nuevas vidas en su primer evento público, realizado en el sur de la Florida, tras retirarse de sus funciones a tiempo completo dentro de la realeza británica.

 

Por Isis Sauceda / L.A.
Febrero 07, 2020
Anuncio

Mientras termina de asentarse en Canadá, el príncipe Harry se expresó por primera vez sobre su decisión de abandonar su rol a tiempo completo dentro de la realeza británica que lo vio nacer y aseguró que no se arrepiente de haber tomado ese paso.

En su primer evento público junto a su esposa, Meghan Markle, el joven príncipe aceptó que aunque no ha sido una decisión fácil, lo único que quiere es velar por el bienestar de su familia.

“No se arrepiente de su decisión de dejar su cargo porque quiere proteger a su familia”, una fuente le aseguró al New York Post.

Durante el evento privado al que asistió la pareja, el príncipe Harry comparó su vida con la que podría tener su hijo lejos de los reflectores; además hizo hincapié en el profundo impacto que ha tenido la muerte de su madre, la princesa Diana, en su vida.

“Él no quiere que Meghan y su hijo Archie pasen por lo que él [pasó] cuando niño”, comentó una fuente presente en el evento que se llevó a cabo en Miami. “Harry habló sobre salud mental y cómo es que él ha tenido que tomar terapia por los últimos años para tratar de superar el trauma de haber perdido a su mamá”.

De acuerdo a la fuente, el príncipe mencionó cómo algunas situaciones de su niñez lo han afectado, por lo que ha tenido que pedir ayuda profesional.

Durante el evento, Markle también tomó el micrófono para dirigirse a la audiencia y habló cándidamente sobre el amor que siente hacia su esposo. Aparentemente, la pareja viajó de Canadá al sur de la Florida para asistir al evento y se hospedó en la mansión de la tenista Serena Williams, en Palm Beach.