El novio de Shakira, Gerard Piqué, no pasa por su mejor momento profesional. La marcha de su mejor amigo del club y su baja forma en el campo le están afectando

Por Teresa Aranguez
Agosto 20, 2017
Anuncio

Parece que no corren buenos tiempos para Gerard Piqué, el novio de Shakira. Sus últimas apariciones en la prensa española han estado llenas de polémica por su supesta actitud rebelde y altiva contra el equipo diretivo de su Club, el Barcelona.

Todo comenzó hace un par de semanas con la marcha de su compañero y amigo, Neymar. Para Piqué su partida fue un duro golpe, no sólo por lo gran profesional que ha sido el joven jugador en el campo, sino también por la amistad que les une.

“Desde que llegaste, te vi como mi hermano pequeño. Todo lo que hacías, tu forma de entender la vida y el fútbol. Éramos muy parecidos y conectamos enseguida. Ha sido un placer enorme tenerte a mi lado durante estos años. Me quedo con todos los momentos que hemos pasado juntos, dentro y fuera del terreno de juego. Estoy feliz de que lo hayas ganado todo vistiendo la camiseta del Barça”, escribió emocionado en su perfil de Instagram.

Al amor de Shakira no le gustó que su Club no luchara más por un jugador que ha dado el cien por cien a su equipo y gracias al cual se han llevado varios trofeos.

Por otro lado, hace apenas una semana Pique vivió la pesadilla que ningún futbolista querría vivir: meter un gol en su propia puerta durante un partido de la Supercopa contra su rival número uno, el Real Madrid.

Éste despiste sentó tan mal en la directiva que fue duramente criticado y señalado como culpable. Algo que no hizo ninguna gracia a la plantilla del equipo que salió en absoluta defensa de su compañero azulgrana.

Pero aún hay más. Durante el más reciente Clásico que enfrentaba a estos dos rivales en el campo, el Real Madrid volvió a mostrar superioridad ganando por 2-0 al Barcelona. Desesperado y desde el banquillo, donde fue retirado, Piqué fue captado por las cámaras diciendo. “Nos están metiendo un baile estos tíos…”.

Lo cierto es que profesionalmente no es el mejor momento para el padre de los hijos de Shakira. En lo personal, no hemos visto a la artista hacer declaraciones públicas al respecto ni mostrar imágenes personales. Se han mantenido muy al margen de todo y parecen estar manejando sus asuntos personales en la más absoluta intimidad.

El difícil momento de su chico seguramente será compensado con el amor de la colombiana, su familia y sus pequeños Sasha y Milan.