El cuñado del Rey de España ha podido pasar estos días festivos con su familia en su primer permiso penitenciario en el que ha sido arropado por los suyos.

By Teresa Aranguez
December 25, 2019

Después de un año y seis meses en prisión, Iñaki Urdangarín ha obtenido su primer permiso penitenciario para poder pasar la Navidad junto a su esposa, la infanta Cristina, y sus cuatro hijos.

La familia al completo viajaba hasta el País Vasco para pasar la Nochebuena junto a la familia del exduque de Mallorca. Allí se les ha visto contentos y sonrientes durante una salida a la calle este 25 de diciembre para acudir a la misa de las 12 PM en la famosa Capilla de El Prado, en Vitoria.

Su llegada a la iglesia ha estado llena de expectación. A pesar de la cantidad de personas y curiosos que esperaban ese momento, la familia, que llegó al lugar caminando, se mostró tranquila y muy unida, sin poder ocultar la absoluta felicidad de volver a estar juntos.

Agarrados de la mano, marido y mujer miraban al frente y se mostraban de lo más cómplices. A pesar de los rumores de una supuesta crisis matrimonial después de todo lo sucedido, la pareja ha demostrado estar de lo más compenetrada en estos complicados momentos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La condena de Urdangarin es de cinco años y diez meses por los delitos de malversación, prevaricación, delitos fiscales, fraude a la Administración Pública y tráfico de influencias.

Esta es la primera vez en muchos años que vemos a la pareja junto a sus hijos con la familia del exdeportista pasando estas fechas navideñas. Hasta ahora siempre la hacían en Madrid y con la familia real en el palacio de la Zarzuela, lugar donde hoy en día no son bienvenidos.

El permiso dura hasta la mañana del sábado 28 de diciembre, fecha en la que tendrá que regresar a la prisión de mujeres de Brieva, en Ávila, donde lleva ingresado desde junio del 2018.

Advertisement