El duque de Cornualles confió en Kate Perry para una importante misión... Aunque no todos están de acuerdo. Te lo contamos.

Anuncio

Durante un reciente viaje a la India el príncipe Carlos tuvo un encuentro con Kate Perry. La ocasión se dio con motivo de una reunión a la que ambos asistieron en Mumbai con varios de los representante del British Asian Trust.

Al parecer, a raíz de aquel encuentro es que el hijo mayor de la reina Isabel decidió entregar esta semana a la intérprete de Californian Girls un cargo que supone un gran honor.

principe-carlos-camilla-parker.jpg

La organización, creada por el príncipe de Gales para luchar contra la pobreza en el sur de Asia, encontró en Kate Perry la embajadora perfecta para proteger a los niños contra el trabajo infantil en la India.

Así lo aseguró ella misma en un comunicado: “Mi trabajo como Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF me llevó a muchas partes del mundo y me abrió los ojos ante las vulnerabilidades de los niños. La India estuvo durante mucho tiempo en un lugar muy especial en mi corazón. Durante mi última visita, tuve la oportunidad de conocer el príncipe de Gales y otros líderes en Mumbai. Me impresionó su gran plan”, afirmó la cantante, feliz de poder participar en tan noble causa.

Kate Perry

No todos pensaron que la idea del duque de Cornualles fuera tan buena. Al conocerse la noticia, las bromas inundaron las redes sociales y los comentarios en contra de su elección, ya que Kate Perry no es ni asiática ni británica.

Algunos de los chistes trataban de encontrar sentido a la conexión entre Kate Perry, los británicos y la India: “La única conexión de Kate con Asia es que canta al eye of the tiger y los tigres viven en Asia”, decía alguien. Mientras que otros la defendían: “Ayudar a los necesitados del sur de Asia no es solo trabajo del los británicos asiáticos. A ella le importa y a ti debería importarte también”.