Por Teresa Aranguez
Updated Diciembre 17, 2016
Anuncio
Slaven Vlasic/Getty Images

A pesar de los problemas de su todavía marido Kanye West, Kim Kardashian no está dispuesta a renunciar a la magia de la Navidad. El árbol elegido para estas fiestas y que ya ocupa el salón de la casa de Bel Air de la pareja es todo un escándalo de luces.

De sobra son conocidos los gustos estrambóticos de la estrella de reality, pero esta vez parece habérsele ido de las manos. Hasta su mejor amigo Jonathan Cheban alucinó al ver el espectacular árbol de Navidad y las mil y una luces que lo adornan. Sus comentarios se pueden escuchar en uno de los varios videos que se han publicado en las redes.

“Dios mío Kim, ¡este árbol es enorme!”, se oye decir a Cheban conforme se acerca a la espectacular figura, adornada de luces blancas. “Es el Rockefeller Center de Bel Air”, bromeaba.

Y no se equivoca. Algo así sólo se le podía haber ocurrido a la mismísima Kim quien se muestra de lo más orgullosa con su obra de arte navideña. “Sólo Kim y Kanye podrían tener un árbol así de grande, es una locura”, continua el amigo de la celebridad de 36 años. “Espera a verlo desde fuera, tienes que ver cómo ilumina la casa”.

Junto con un grupo de fans decide divisar el impresionante espectáculo de luces que se ve desde fuera y que deja a todos boquiabiertos. Aunque sólo sea por unos días las vidas de Kim y Kanye podrán tener un poco de luz después de estas semanas de oscuridad y tristeza.