El mago Criss Angel se enfrenta con optimismo y de la mano de su pequeño a estos momentos complicados sin perder la fe y las ganas de luchar.

Por Teresa Aranguez
Enero 04, 2020
Anuncio

Johnny Crisstopher apenas tenía un año cuando fue diagnosticado de cáncer, la peor noticia que cualquier padre puede escuchar. Desde entonces han pasado más de cuatro años y la familia sigue entregada en cuerpo y alma a su pequeño y a la lucha contra esta dura enfermedad.

Su padre, el mago Criss Angel, comparte a través de sus redes este proceso con normalidad y siempre con el espíritu y las ganas de servir de ayuda y motivación a otras familias que pasen por esta delicada situación.

Una de sus últimas publicaciones muestra al orgulloso papá afeitando la cabeza a su hijo quien tras un tiempo libre de cáncer vuelve a enfrentar nuevamente esta batalla.

Las imágenes son conmovedoras por el nivel de madurez del chiquitín y el amor que le profesan sus padres. Antes de que el tratamiento haga mella, tomaron la decisión cortarle ellos el pelo y así lo mostraron a sus seguidores como un ejemplo de fuerza, valentía y amor infinito.

Con sus publicaciones y entrevistas el ilusionista y exnovio de Belinda pretende crear conciencia sobre esta enfermedad, además de recaudar fondos con los que poder ayudar a personas que no tienen recursos. Nuestra más absoluta solidaridad y apoyo en estos momentos para el pequeño y sus padres. Fuerza y fe.