Durante un acto público para fomentar la lectura entre los más pequeños, la esposa del heredero al trono de Inglaterra hizo un simpático chiste acerca de robarse los bienes más preciados de la reina Isabel que dejó a muchos boquiabiertos... ¡Te lo contamos!

Por Nuria Domenech
Marzo 07, 2020
Anuncio

Quizá la actual esposa del príncipe Carlos no fue muy querida por la opinión pública en los primeros momentos de su matrimonio: la eternal rival de Lady Di engendró cero simpatías cuanto más y más se fue sabiendo de su historia de amor oculta con el heredero a la corona británica. Pero con el tiempo, Camila Parker logró hacerse un hueco en la familia real y frente a la gente.

Durante los últimos años la duquesa de Cornualles se ha mantenido en un discreto segundo plano y ha demostrado ser el complemento perfecto para el hijo de la reina Isabel, ganando relevancia en los actos públicos y cumpliendo con sus numerosos compromisos a la perfección.

Conocida por su sentido del humor, la madrastra de los príncipes William y Harry Camila hizo un chiste esta semana en Bousfield Primary School no muy afortunado y que no caerá muy bien si llega a oídos de su suegra la reina…

Todo sucedió cuando Camila, quien visitaba una escuela infantil para niñas para promover la lectura entre los más pequeños, recomendó varias lecturas idóneas para los chiquitines de la casa, como Harry Potter o Charlie y la Fábrica de Chocolate.

Pero además añadió que gracias a la lectura una niña puede “embarcarse en una misión secreta con Alex Rider o, si te pareces a mí, convertirte en una abuela gángster y conspirar para robar las joyas de la corona”, dijo haciendo alusión al famoso libro de Gangsta Granny.

Credit: Rob Jefferies/Getty Images

El comentario ha levantado más de una ceja y cuando le llegue a la reina Isabel, es fácil que la soberana levante las dos. Si sólo su más famosa corona ya cuesta más de cinco millones de dólares, sumado al resto de sus joyas estamos hablando de muchos millones, además del valor incalculable que posee cada una de ellas, por ser piezas de un gran valor histórico e irremplazables.

¿Habrá soñado el lado oscuro de Camila alguna vez con llevar a cabo semejante hazaña? ¡Esperemos que ninguna niña presente tome el chiste en serio!, aunque reconocemos que el comentario nos provocó una sonrisa.