El cocinero y su equipo ya se han puesto manos a la obra para impedir que nadie, absolutamente nadie se quede sin un plato de comida en Estados Unidos.

By Teresa Aranguez
March 26, 2020

Es en tiempos de dolor y calamidad es que el ser humano renace con más fuerza para dar lo mejor de sí. José Andrés es el vivo ejemplo de ello. El chef español ocupa la portada de la prestigiosa revista TIME al convertirse en uno de esos ángeles en la tierra decididos a combatir el coronavirus con amor y solidaridad.

Bueno, y también con comida. Generoso como siempre en tiempos de crisis, el cocinero y empresario ha abierto las cocinas de sus restaurantes para alimentar a todas aquellas personas necesitadas y afectadas por esta pandemia.

Algo tan sencillo como ofrecer un plato de comida se ha convertido en una grandísima ayuda para muchas familias vulnerables, ancianos y personas afectadas por la crisis económica al no poder trabajar.

Bajo el título de “Separados pero no solos”, la revista TIME nos acerca al trabajo diario de los más de 15 mil trabajadores del español al servicio de quienes más lo necesitan. Una iniciativa que está dando frutos y, sobre todo, permitiendo que a nadie le falte qué llevarse a la boca.

Pero ahí no queda la cosa, porque además de un cocinero excepcional José Andrés es un cerebrito que nunca para de dar vueltas. Su siguiente parada es el barco del crucero Grand Princess en el que al menos 21 personas han dado positivo por coronavirus. Un hecho que les ha obligado a mantener a sus miles de pasajeros sin poder desembarcar para evitar más contagios.

¿Y qué va a hacer José Andrés y su equipazo? Pues llevar sus comidas hasta el puerto de Oakland, donde se encuentra el navío, para que todos puedan alimentarse rico, rico y que no les falte de nada. “Esto va a ser recordado en los libros de historia”, ha expresado a la revista Time.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

A sus 50 años, este chef español campechano, emprendedor, idealista y nominado al Premio Nobel de la Paz en 2019, cree que todo es ponerse, querer es poder. Así lo ha demostrado.

En 2010 creó Word Central Kitchen, una organización no gubernamental fundada para ayudar a los países en tiempos de desastres naturales. Tras la devastación del huracán María en Puerto Rico, ofreció más de cuatro millones de comidas a sus residentes que se quedaron sin hogares. No se lo pensó dos veces, reunió a los suyos y se pusieron manos a la obra para llevar sus platos con corazón a todas las víctimas de la tragedia.

“Piensa en grande, porque cada vez que pensamos en grande ofrecemos y al dar, el dinero siempre aparece por algún lado”, ha dicho a la aclamada revista. Así mismo ha sido, su idea en tiempos revueltos por el coronavirus ha sido apoyada por otros que se han unido a esta causa para ayudar física y económicamente. Un claro ejemplo de que la unión hace la fuerza. Bravo, José Andrés, y GRACIAS.

Advertisement