Catherine Siachoque cuenta cómo se mantiene conectada a su esposo Miguel Varoni aunque viven en países diferentes hace dos años.

By Lena Hansen
June 15, 2018 09:16 AM

Catherine Siachoque y su esposo Miguel Varoni llevan ya más de dos años viviendo en países diferente. La actriz colombiana está en Colombia grabando Sin senos sí hay paraíso mientras que el actor y director argentino está en México dirigiendo El señor de los cielos, ambas series de Telemundo. La pareja divide su tiempo entre estos dos países, donde trabajan, y Miami, donde tienen su hogar.

“Hubo un momento que dije: ‘Yo no voy a separarme de Miguel para irme a hacer una novela’, pero el canal me manda para allá en enero del 2016, siempre viajando cada tres semanas a ver a Miguel en Miami o en México”, cuenta Siachoque a People en Español. “Es muy duro pero tengo a mis papás en Miami y siempre me están dando una manita. Mis papás están detrás de Miguel para donde sea. El está feliz, consentido, con mis papás que lo adoran. Se van de paseo y salen a comer en Miami mientras yo grabo en Colombia”.

Si bien estar alejados físicamente ha sido un reto, la actriz asegura que le han sacado provecho. “Creo que ambos hemos crecido como personas. Estoy conociéndome como mujer, descubriendo como es estar sola y manejar otros tiempos, de uno y para uno, sabiendo que en la vida real, tengo a mi esposo y a mi familia, que aunque estoy lejos, están ahí. Siento que estoy cada vez más solida con esta experiencia de tener que estar lejos”, dice.

Eso sí, usa todos los recursos posibles para mantenerse en contacto con su esposo. “Toca hablar por teléfono todo el tiempo, Facetime, Whatsapp, todo lo que sea necesario para poder estar juntos así estemos lejos. Gracias a Dios la tecnología cada vez ayuda más a que uno puedo estar más cerquita”, añade.

La guapa colombiana de 46 años reconoce que este tiempo trabajando sola en su país natal ha sido enriquecedor. “Yo salí de la casa de mis papás a la casa de Miguel, yo no viví sola ni un mes, entonces este tiempo sola, con espacios, me ha hecho distinta. Me gusto más hoy que hace dos años”, confiesa. “En lo personal siento que me conozco más, siento que Dios me puso a hacer este proyecto en Colombia sola para conocerme más. Siento que soy una mejor persona hoy que hace dos años y medio porque en la medida que uno se fortalece y se da cuenta de debilidades que uno tenía, está uno más tranquilo y más seguro. Me siento agradecida”.

Advertisement


EDIT POST