Tras dar a conocer la muerte de su madre, Eduardo Yáñez rompe el silencio y narra cómo fueron los últimos momentos al lado de la mujer que le dio la vida.

Anuncio

El pasado 23 de febrero, Eduardo Yáñez dio a conocer la muerte de su madre María Eugenia Luévano. Ahora, el actor rompe el silencio y habla por primera vez de los que fueron los últimos momentos al lado de quien le diera la vida y a la que acompañó solo unas horas antes de su deceso.

“Estoy muy contento y tengo que decirlo. Si algo le pedí a Dios, siempre, fue que mi madre no sufriera el día que se tenía ir”, reveló Yáñez al programa matutino mexicano Hoy (Televisa). “A mí me tocó ver a mi mamá el sábado [día que murió]. Le puse unas canciones de los Bee Gees y estuvo ahí bailoteando; se acordó de John Travolta y empezamos a platicar de esas películas. Luego contamos uno que otro chiste que ya nos sabíamos ella y yo. Y después de unas horas de despedí”.

Eduardo Yáñez

El intérprete de Don Mateo Corona en la telenovela Falsa identidad, se confiesa muy satisfecho y agradecido que su madre muriera sin que tuviera una prolongada agonía o estuviera recluida en un hospital con muchos aparatos. Considera que, además, ambos tuvieron la oportunidad de despedirse de una manera bonita y feliz.

“Este cuate que trabaja para mí, Emir, me vino a decir, como a la hora de haber llegado a mi casa, que mi mamá había fallecido”, relató. “Estoy muy agradecido con Dios porque no tuvo esa larga espera, dolorosa, de pasar al otro mundo. Digo que ella y yo nos despedimos, sin saber que nos estábamos despidiendo”.

Ahora, Eduardo Yáñez se recupera del luto y regresa a la pantalla chica en la serie Sin miedo a la verdad, donde encarna el personaje de un presidente mexicano que por ser muy honesto, debe enfrentarse a muchos peligros.