El actor mexicano reveló que el confinamiento y otras cosas más lo afectaron a nivel mental y emocional al grado de que tuvo que buscar ayuda profesional.

Por Isis Sauceda/Los Angeles
Agosto 20, 2020
Anuncio

Eduardo Yáñez ha seguido al pie de la letra las recomendaciones sanitarias de las autoridades para evitar contraer el coronavirus, pero eso no lo ha mantenido alejado del doctor. Aunque afortunadamente no ha sido una víctima más de la COVID-19, el actor mexicano se vio en la necesidad de buscar ayuda médica en esta época de pandemia.

Yáñez confesó que los estragos del confinamiento y el distanciamiento social, agregados a la complejidad de su personaje en la segunda temporada de la serie Falsa identidad (Telemundo), entre otras cosas, le crearon un desequilibrio emocional para el cual tuvo que buscar ayuda profesional.

“[Caí] en una profunda depresión”, confesó el actor a la agencia noticiosa EFE.

JC Olivera/Getty Images

Su delicado estado emocional, agregó, se dio en parte a que también desistió del uso de un esteroide sin supervisión médica. “Cuando empezamos a grabar esta temporada, tenía un dolor de espalda fuerte, y me comencé a automedicar con cortisona inyectada. Llegué a sentirme tan mal que cuando fui al médico me alertó que eso me podía hacer mucho mal, y paré en seco —algo que tampoco se debe hacer”, explicó el histrión. “El daño fue grave, estaba muy hinchado, lo que llevó a la prensa a decir que estaba alcoholizado. Empecé a tener ansiedad, pánico, a sentirme desequilibrado. Encima, estaba acá [en México] solo, sin ganas de ver a nadie, estudiando a Mateo [mi personaje en la serie]”.

El actor afirma que también se percató que la inestabilidad mental de su personaje llegó a afectarlo a nivel personal.

“Esta psicosis de Mateo se va al extremo y pierde totalmente el sentido de la realidad”, comentó. “[Es un] retorcido [y] enfermo”.

Yáñez reveló que tuvo que tomar una terapia de ozono y oxígeno para poder estabilizarse.

Afortunadamente, superó ese cuadro clínico y ya está de regreso en el set haciendo lo que más le gusta —y está listo para celebrar sus 60 años el próximo mes de septiembre.

“Llevo bien la edad. A veces uno añora lo que no hiciste en cierto momento de tu vida, pero hasta este momento puedo decir que estoy muy bien. No digo satisfecho porque siempre se quiere lograr más cosas, pero más bien agradecido por lo que Dios o el universo me ha dado, y toda la gente que ha estado para bien en mi camino”, expresó. “Físicamente me siento cada vez mejor, en especial desde que comenzaron las grabaciones”.

La segunda temporada de la serie se estrenará el próximo 22 de septiembre.