Una fuerte depresión vivida en plena explosión del coronavirus hizo que el actor se replantearse si seguir o no con su vida. "Yo no sabía qué me estaba pasando".

Por Teresa Aranguez
Noviembre 26, 2020
Anuncio

Muchas vidas se han quedado en el camino por el coronavirus, otras han estado a punto. Entre ellas, la de Eduardo Yáñez. Honesto como siempre ante las cámaras y su público, no tuvo reparo en confesar que durante la cuarentena pasó una fuerte depresión que le hizo plantearse la continuidad de su vida.

El actor se sinceraba durante una entrevista con el programa mexicano Hoy en el que contó cuál fue la causa que le llevó hasta el punto de no querer vivir más.

El protagonista de Destilando amor aseguró que al dejar la cortisona, un tratamiento bajo el que se encontraba, sufrió de golpe los efectos secundarios que incluían esta enfermedad psicológica. "Al dejarla dejé mi cuerpo cero de cortisona, pues mi cuerpo la necesita. Caí en depresión y esa cuarentena fue muy especial", dijo nervioso.

Un estado mental bastante grave que incluso le llevó a tener pensamientos suicidas. "No es la primera vez que paso por una depresión así y ya en otras ocasiones me ha sucedido. Quieres que pare, quieres que eso pare", continuó el artista sobre esta delicada situación.

Dejó claro que no es una depresión por tristeza sino hormonal, dos cosas muy distintas. Visto desde la distancia, agradece seguir vivo y asegura tener muchos sueños en la mira.

"Mi trabajo, mi carrera, mi pasión, tengo muchos sueños todavía y no puedo ser cobarde y quitarme la vida, prefiero pelear aunque duela", expresó con esperanza. Atrás quedó esa etapa oscura para dar paso a una llena de ganas e ilusión. Toda la fuerza y el cariño.