Estos son los motivos por los que el intérprete, a punto de tener un bebé, no podrá cantar en muchas semanas.

Anuncio

"Con este videito me despido por unas semanitas, les mando un abrazo y gracias por todo", expresó con mucho sentimiento Edén Muñoz de Calibre 50 este fin de semana, minutos antes de entrar al quirófano desde el mismo hospital donde le realizaron una complicada intervención, justo cuando Carlos Calderón le dedicaba uno de sus temas a la mamá de su primer hijo en su sex reveal party.

El cantante tuvo que ser operado de sus cuerdas vocales, una cirugía de mucho peso dada su profesión, al ser diagnosticado por el doctor al que acudió después de sentir molestias en la garganta al cantar. Al parecer, tenía atrofiada la cuerda vocal derecha, motivo por el que tuvo que realizarse la cirugía sin dilación.

Así lo anunció antes en sus redes: "Les cuento que últimamente no me sentía bien para cantar, fui con mi amigo, el Doctor Baltazar Servin y tiene que hacer este procedimiento ya que mi cuerda derecha la traía un poco atrofiada", confesó, aunque se mostró optimista de cara al futuro: "¡En tres días estoy al cien!", exclamó al conocer la noticia.

"Es un placer amigo", le contestó el médico. "Dejamos esas cuerdas al cien para la gira de septiembre. ¡Agárrense paisanos, va Calibre 50 con todo!", le animó su amigo al terminar la operación con éxito.

El cantante tendrá que estar tres días en completo reposo y después no podrá cantar durante semanas. Sus compañeros de profesión no dudaron en darle ánimos bajo el clip que compartió antes de pasar por el quirófano:

"¡Venga compaaa!", escribió el mismísimo Alejandro Fernández. "Estamos contigo y vamos pa'rriba", dijo añadiendo unas manitas en oración; "ánimo compa, échale ganas, todo va a estar bien", comentaron los miembros de Los Huracanes del norte.

La esposa del cantante está a punto de dar a luz y vive estos días la recta final de su embarazo.