La llegada a la Casa Blanca de Donald Trump ha creado todo tipo de reacciones. La más reciente, la posible candidatura a la presidencia de Dwayne Johnson y el mismísimo Tom Hanks

Por Teresa Aranguez
Mayo 21, 2017
Anuncio

El mundo del cine, la música y hasta la moda parecen no ser suficiente para algunos de sus profesionales. Los hay quienes apuntan más alto y han decidido coquetear con la política y hasta, por qué no, jugar con la idea de convertirse en presidentes.

Qué mejor que ejemplo que el del actual mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump. El magnate millonario que creó concursos de belleza y participaba en reality shows como The Apprentice, se embarcó en la aventura presidencial y ganó.

Va a ser cierto eso que dicen de ‘ten cuidado con lo que sueñas porque se puede hacer realidad'. Dos nuevas estrellas de Hollywood con respetadas carreras en la pantalla grande a sus espaldas parecen haber encontrado un nuevo sentido a su vida: la oficina oval.

Al menos así sorprendieron a los televidentes Dwayne Johnson y Tom Hanks durante su divertida participación este fin de semana en el programa Saturday Night Life. El que fuera luchador de primera línea hizo un monólogo que no dejó a nadie indiferente. “Desde esta noche, me presento a las próximas elecciones de los Estados Unidos”, aclaró.

Y no lo hace sólo. Ya tiene a su compañero de aventuras y batallas. Nada menos que el mismísimo Tom Hanks quien apareció en escena para convertirse en su sombra y hombre de confianza en esta carrera a la Casa Blanca.

“Dwayne, no puedo rechazar una oferta así”, dijo el oscarizado actor contundente. Una oferta muy sabrosa que no sabemos si hará tanta gracia al actual presidente. Aunque no se le citó abiertamente, algunos comentarios dejaban claro que él había sido el responsable de que ambos actores tomaran la decisión de dejar huérfano el mundo del cine y dirigir, exclusivamente, su país.

Nunca me planteé hacer esto en el pasado porque no pensaba que estaba cualificado para ello, pero ahora me doy cuenta de que estoy demasiado cualificado”, dijo en su monólogo el protagonista de Baywatch. ¿Indirecta directa al gobierno actual? A partir de ese momento Hansky, como llama cariñosamente a su mano derecha, y él se comprometían a “hacer menos ruído y dar más equilibrio” al país.

Como si de una película se tratara, la escena acababa con un banner cayendo del techo con el mensaje: Johnson Hanks 2020. ¿Será verdad o tan sólo una broma? No lo tenemos muy claro. Son muchos los artistas que han sido tentados por el mundo de la política. Ronald Reagan, Arnold Schwarzeneger, el propio Kanye West o hasta el mismísimo Rubén Blades. ¿Qué sorpresas nos depararán las próximas elecciones? Habrá que esperar para verlo.