"Sé que donde esté estará sonriendo", escribió la exRBD en las redes sociales.

Anuncio

La vida está llena de contrastes, de alegrías y tristezas. A finales del año pasado, mientras contaba los días que le separaban de sostener por primera vez en sus brazos a su hija, Dulce María sufrió una dolorosa pérdida que vivió en ese momento en la más estricta intimidad: la de su 'ahijada' Angelita, una joven de 18 años que padecía una enfermedad del corazón.

La actriz y cantante mexicana no había tenido fuerzas para compartir la noticia con sus seguidores, pero este jueves quiso rendirle un pequeño homenaje a través de las redes sociales con motivo del que hubiera sido su cumpleaños número 19.

"La conocí cuando ella tenía 3 años, decía que ella era 'Roberta'. Un ser lleno de sabiduría, lleno de luz, de alegría, de entusiasmo, de ganas de vivir y una fortaleza y una fe envidiable. Desde los dos meses le diagnosticaron una enfermedad del corazón donde no había esperanza. Su vida entera fue un milagro y yo tuve el honor y la bendición de conocerla y ser su amiga y su madrina. El amor que me daba y que me transmitía cada vez que la veía era hermoso", comenzó compartiendo la exintegrante de RBD desde su perfil de Instagram.

Dulce María
Dulce María y su ahijada Angelita
| Credit: Instagram Dulce María

La actriz de exitosas telenovelas juveniles de Televisa como Rebelde y Clase 406 recordó la última conversación que pudo tener con ella pocos meses antes de su muerte.

"Hace un año contra todo pronóstico cumplió 18 años. Se graduó. Todavía platicamos, la felicité, me felicitó porque estaba embarazada, me dijo que pediría porque todo saliera bien con mi bebé, yo le dije que también pediría por ella. Unos meses después regresó a su casa, al cielo, adonde siempre ha pertenecido porque sólo fue luz en esta tierra y la noticia me dolió mucho", aseveró Dulce, quien cuenta con más de 8 millones de seguidores en Instagram.

"A penas hoy que sería su cumpleaños puedo poner estas palabras solo como homenaje a ella. Siempre fue una lucecita y una Angelita. Todos los que la conocimos estoy segura que recordamos su luz y su sonrisa siempre. No importa la circunstancia ella siempre tenía una sonrisa, fe, esperanza y sueños. La quiero y la extraño y sé que donde esté estará sonriendo. Hay personas que son eternas e inolvidables. Así es y será mi Angelita", concluyó su mensaje.