Sincera y sin pelos en la lengua, la intérprete de Nunca contó lo que ha ocurrido para que se haya perdido la empatía, la confianza y la unión de siempre.

Anuncio

Durante muchos años fueron compañeros pero, sobre todo, familia. Viajaban, comían y se despertaban juntos debido a las giras imparables de RBD en todo el mundo. Un vínculo que, al menos temporalmente, ha desaparecido.

Así lo ha confirmado Dulce María en una sincera entrevista con el programa De primera mano, donde también habló feliz de su papel de mamá y su nuevo gran éxito musical, "Nunca", con el que está batiendo récords.

Al ser preguntada por el famoso concierto virtual y homenaje al grupo que sus compañeros hicieron en diciembre, la cantante confesó qué pasó entre ellos y por qué la relación actual es casi inexistente.

"La última vez que hablé con ellos fue cuando les dije que no iba a participar, les mandé un mensaje de 10 minutos y ya nadie me contestó", expresó con un gesto de decepción y tristeza a la vez.

Ella esperaba un poco más de comprensión y compañerismo por el momento tan especial que estaba viviendo a nivel personal. Pero no fue así. "Yo también esperaba este apoyo y esta empatía después de tanto tiempo y en un momento tan importante para mí que era mi embarazo", describió con el corazón en la mano.

A partir de ahí, de eso hace 4 meses, no han vuelto a tener comunicación muy a su pesar. "Ya de ahí la verdad es que no, no he sabido (nada de ellos), no he podido hablar con esta cercanía", prosiguió apenada.

Sus palabras denotan dolor pero en ningún momento se arrepiente de no haber participado en el show. Al contrario, visto el contagio de Anahí y toda su familia de coronavirus, se aferra más que nunca a su decisión, basada en su seguridad y, sobre todo, en la de su hija que venía en camino.

Dulce María vive entregada a su pequeña y a sus nuevas canciones, ha formado la familia que siempre soñó y sigue haciendo lo que más ama: cantar. RBD siempre ocupará un lugar fundamental en su corazón, pero toca pasar página.