La convivencia en la mansión de Nuestra Belleza Latina se pone intensa. ¿Quiénes se pelearon?

By Lena Hansen
October 21, 2018 10:49 PM

Ya empieza la tensión entre las chicas de Nuestra Belleza Latina. Si bien algunas de las concursantes se han hecho muy amigas —como la venezolana Migbelis Castellanos y la colombiana Arana Lemus, a quienes vimos tomadas de la mano y rezando juntas tras bambalinas— otras se han hecho rivales.

La tercera gala del show arrancó con el fuego de la Chica Dorada Paulina Rubio, quien cantó su nuevo tema “Late mi corazón”, con una coreografía que incluyó una explosión de pirotecnia. Las chispas siguieron en el resto del show con encontronazos entre las concursantes. Al llegar a la mansión —o Universidad de la Belleza— las chicas celebraron su triunfo con un brindis lleno de buenos deseos, pero a medida que la competencia avanza, “comienzan a mostrar sus verdaderos colores”, como observó la presentadora Alejandra Espinoza.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Durante un reto en el que tenían que tomar fotos bajo el agua con vestidos de gala, la dominicana Ceylín Rosario entró en pánico ya que no sabe nadar. Al observar el reto de Ceylín, la panameña Brenda Smith la criticó delante de sus otras compañeras, diciendo: “Saliendo de esta casa, la gente la va a contratar o no contratar por esta foto”. Muchas se mostraron molestas con este comentario de Brenda. La ex Miss Puerto Rico Carmen Batiz defendió a Ceylín: “tú no puedes juzgar a una modelo por una sola foto”.

Smith no tiene muchas fanáticas dentro de la mansión. Durante la convivencia, se ha buscado varias enemigas. “No quiero que me defienda y no quiero que sea la representante de mi raza”, dijo Lemus sobre Smith, quien dijo ser una defensora de las mujeres de la raza negra. Por su parte, la venezolana Migbelis Castellanos dijo que Brenda no era capaz de tolerar opiniones ajenas y solo quería imponer sus ideas.

La tensión subió aún más cuando Smith y su compañera Vanessa Romo comenzaron a hablar inglés entre ellas, usando palabras profanas para criticar la dinámica del reality show y todo fue captado por los micrófonos del programa. La hondureña Yaritza Owen dijo que era mala educación que hablaran inglés entre ellas para dejar fuera del diálogo a otras que solo hablan español.

Smith comenzó a llorar al sentirse atacada por sus compañeras. “La va a tener que venir a recoger su mamá”, bromeó Batiz, de 53 años, sobre Smith, de 24, al echarse a llorar por el bombardeo de críticas. Al final de la noche, la jueza Denise Bidot les advirtió: “Ustedes tienen que ser un ejemplo para las próximas generaciones de comunicadoras”. Molestos con el drama de la convivencia, los jueces decidieron poner a tres chicas en zona de peligro. Arana Lemus, Ceylín Rosario y Brenda Smith fueron nominadas, pero la popular Arana fue salvada por sus compañeras. Ahora quedan en la cuerda floja, a votación del público, Ceylín y Brenda.

La mexicana Andrea Bazarte fue eliminada de la competencia y entró a la mansión de la competencia digital “Segundo chance” la cubana Massiel Mantilla, quien ha impresionado con su dominio de múltiples acentos y personajes cómicos. “¡La cosa está color de hormiga!”, como diría Giselle Blondet. ¡Hasta el próximo domingo!

Advertisement