El patriarca de la familia Rivera aún vive con la incertidumbre de no saber si la muerte de su hija fue un atentado o un accidente.

Por Moisés González
Diciembre 08, 2017
Anuncio

A cinco años del trágico fallecimiento de Jenni Rivera, don Pedro Rivera, el padre de la Diva de la Banda, aún vive con la incertidumbre de no saber si la muerte de su hija fue un atentado o un accidente. “Yo todavía tengo bastantes dudas por las cosas que se dicen en Internet y por las cosas que mi hija me platicaba”, confesó el patriarca de la familia Rivera en una reciente entrevista con el programa El gordo y la flaca (Univision).

Don Pedro Rivera reconoció que poco antes de morir, Jenni le contó una serie de cosas que le hacen pensar que alguien pudo estar detrás del accidente de avión que le costó la vida a su hija.

“En los últimos meses me decía que ya no le cobraban nada más el piso regularmente como a los otros cantantes sino que ya querían los conciertos enteros. Hubo una ocasión en la que ella llevó 60 marinos a un lugar como guardia personal porque había tenido amenazas de que la iban a secuestrar, no sé si serían empresarios u otro tipo de personas pero sí, ella me platicaba eso”, compartió el progenitor de la fallecida cantante.

El patriarca de los Rivera lamentó que la verdad vaya a salir a la luz cuando sea demasiado tarde.

“Alguien tiene que saber algo y alguien nos va a decir la verdad pero ya cuando no se pueda hacer nada porque ahorita los abogados que llevaban la cuenta de Jenni al final de cuentas se rindieron y ya no quieren saber nada del caso”, concluyó don Pedro.

Sus declaraciones contrastan fuertemente con lo asegurado meses atrás por Rosie Rivera, hermana de la Diva de la Banda, quien comentaba en julio a People en Español que la familia Rivera se encontraba tranquila debido a que las investigaciones realizadas arrojaron que Jenni murió en un accidente y no en un atentado como se había especulado.

“Lo que sí es bueno es que sabemos que no fue atentado. Que no fue alguien haciéndole daño a Jenni. Que fue un accidente”, aseguraba entonces Rosie.