Ashgar Farhadi, director nominado al Oscar por su película The Salesman, podría verse obligado a no asistir a la gala.

By Andrés Rubiano
Updated March 01, 2018 12:26 PM

La orden del presidente Donald Trump de no permitir el ingreso a Estados Unidos de viajeros provenientes de algunas naciones con predominancia musulmana ha causado todo tipo de reacciones y ha afectado a miles de personas, entre ellos algunos ciudadanos ilustres del mundo, como el director iraní Asghar Farhadi.

El afamado director, quien ha sido ganador de prestigiosos galardones como el Oscar y el Golden Globe por sus trabajos, no podría asistir a la velada más esperada de la temporada, los Oscar, premios en los que se encuentra nominado en la categoría de Mejor película extranjera por su filme The Salesman.

Según la orden firmada por Trump, la nacionalidad de Farhadi le impediría entrar al país, ya que los ciudadanos provenientes de Siria, Irak, Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Irán tendrán un veto para ingresar a los Estados Unidos durante los próximos cuatro meses.

Aunque es incierto si Farhadi planeaba asistir a la velada de los Oscar, el veto ha generado gran controversia en el mundo del entrenamiento. De hecho se convirtió en el tema de conversación de la más reciente edición de los SAG Awards, en los que varios ganadores de la noche no dudaron en criticar la medida.

Según lo reportó la revista People en su sitio en línea, una fuente de la Casa Blanca habría asegurado que el reconocido director tal vez podría calificar para una excepción a la orden presidencial.

No solo el cine ha sentido el peso de la nueva orden de Trump, recientemente el deporte también conoció que la leyenda olímpica Mo Farah también se vería afectada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El atleta británico, múltiple campeón olímpico, compartió en sus redes sociales un emotivo mensaje en el que explicó que por su origen somalí se veía afectado directamente por la decisión del gobierno y le podría significar a él no poder volver a ver a sus cuatro hijos, ya que su familia reside en Estados Unidos y su profesión le requiere viajar alrededor del mundo.

"Soy un ciudadano británico que ha vivido en Estados Unidos por los últimos seis años – trabajando duro, contribuyendo a la sociedad, pagando mis impuestos y trayendo a cuatro hijos a un lugar que ahora llaman casa. Ahora nos dicen a mí y muchos otros que no somos bienvenidos. Es profundamente preocupante que les tenga que decir a mis hijos que papá podría no volver a casa", lee parte del mensaje escrito por el corredor de fondo.

Advertisement