El idolatrado cantante no se vió muy bien por la forma en que trató a su esposa, la actriz argentina Luisana Lopilato, durante un live de instagram. Tras las acusaciones de malos tratos por los internautas, Laura Bozzo lo tiene muy claro.
Anuncio

Tristemente es bien sabido ya que durante estos tiempos de cuarentena a causa del coronavirus aumentó alrededor del mundo el índice del maltrato contra las mujeres. A raíz de ello, Laura Bozzo se dejó ir cuando el conductor del canal El Trece le preguntó su opinión acerca del caso tan comentado esta semana entre Michael Bublé y su esposa, la actriz argentina Luisana Lopilato.

Bublé y Lopilato se encontraban haciendo un directo en Instagram cuando sus fans comenzaron a reaccionar frente a un par de gestos que el admirado ídolo de la música tuvo con la mamá de sus hijos, primero le brindó un codazo enojado y más tarde, la forma en que apartó la cabeza bruscamente cuando su esposa le fue a acomodar el cabello en un gesto reconciliador.

Michael Bublé esposa

Los comentarios de los internautas contra la actitud de él fueron inmediatos y en vivo: “Luisana, ¡sal de ahí!”, exclamó alguien, mientras otro señalaba: “¡Siempre le habla de forma prepotente!” Tanto fue el lío que se organizó, que se convirtieron en trending topic y la misma esposa de Bublé tuvo que salir a defenderle en sus redes:

“Después de todo el dolor que pasamos con Mike quiero que sepan que no tengo dudas de quién es mi esposo y lo volvería a elegir una y mil veces más”, dijo entre otras cosas. Pero no se tardaron en aparecer los comentarios tipo: “No hay peor sordo que el que no quiere oír”.

Al respecto del maltrato, Laura Bozzo aseguró que ella siempre observa dos cosas: “El lenguaje verbal y gestual. Un gesto es más poderoso que más de mil palabras…” Y aseguró: “Si así se comporta frente a una cámara, ¿cómo será cuando no haya cámaras?”

Pesé a declarar que como abogada no podía juzgar porque no conocía el caso a fondo y no se atrevía a tacharlo aún de maltratador, sí explicó que los gestos delatan la personalidad del famoso intérprete: “Es como muy déspota”, aseguró confirmando los temores de sus fans. “¡Definitivamente se me cayó como ídolo!”.

Y así fue el diagnóstico final de Laura Bozzo: “En este caso específico su lenguaje gestual es de una persona de mal carácter, un tipo déspota, grosero y malcriado. Si yo estoy con mi pareja, le hago un cariño y me empuja, le mando al… Bueno, no puedo decirlo” ¡Y no hizo falta! Porque se le entendió perfectamente…