La hija de la reina Isabel desobedece a su mamá cuando ella le pide que se acerque a saludar a Donald Trump en plena recepción.

Por Nuria Domenech
Diciembre 06, 2019
Anuncio

Dicen que las desgracias nunca vienen solas. Parece que la reina Isabel no está teniendo mucha suerte en cuanto a su familia se refiere y no puede terminar este año exenta de polémica.

Entre el acoso mediático que sufren los hijos de Lady Di, las posibles desavenencias entre Meghan y Kate, la presión para que abdique y la guinda del pastel, el escándalo del príncipe Andrés, sólo le faltaba el simpático desplante de su hija, la princesa Ana, hace un par de días durante el encuentro que la famila real tuvo con Donald Trump y su esposa.

La reina Isabel, junto al príncipe Carlos y Camilla, parecía sufrir un momento extraño durante la recepción en el que Donald Trump no se movía de su sitio después de saludarles.

La reina pidió ayuda a su hija, le hizo un gesto con la mano para que se acercara, cuando vio que la princesa Ana esperaba pacientemente en el quicio de la puerta a que el presidente de los Estados Unidos y su esposa abandonaran a su mamá para acercarse ella.

Pues cuando su mamá le dijo ven, ella le hizo un simpático gesto para asegurarle que no, que de eso nada. Desobedeció a su mamá la reina, frente a todos y sin pena, y todo quedó grabado en un video que se hizo viral.

Mientras que unos aseguran que no quería ser grosera y romper el protocolo acercándose cuando aún no era su turno, otros aseguran que fue un gesto de rebeldía de la princesa Ana para evitar saludar a Melania y Donald Trump, porque después sí fue vista charlando con otros líderes presentes en el evento.