La cantante confesó que luego de su ruptura con el actor Max Ehrich se sintió liberada de poder vivir lo que realmente es.
Anuncio

La cantante Demi Lovato abrió su corazón y habló como nunca de su vida sentimental, su estado anímico y su sexualidad.

La artista de 28 años confesó confesó a la revista Glamour, que luego de romper su compromiso con el actor Max Ehrich, en septiembre, pudo ver su situación con más claridad.

Aseguró que sus experiencias emocionales pasadas la ayudaron a encontrar su sexualidad y definirse como persona.

"El año pasado estuve comprometida con un hombre y cuando no funcionó, fue como [que dije], 'esto es una gran señal'", contó la intérprete, que engalana la portada de la nueva edición de la revista. "Pensé que iba a pasar el resto de mi vida con alguien. Ahora que no iba a suceder, me sentí aliviada de poder vivir mi verdad".

La cantante aseguró que ahora sabe perfectamente cómo definirse, pero por el momento se lo guardará para compartirlo con el mundo en el momento adecuado.

"Sé quien soy y lo que soy, pero solo estoy esperando un momento específico para decirle al mundo lo que soy. Estoy siguiendo una cronología terapéutica y utilizando este tiempo para estudiar y realmente educarme sobre mi trayectoria", expresó.

La ex de Wilmer Valderrama reveló que las relaciones pasadas la ayudaron a darse cuenta de que en realidad buscaba algo diferente, ya que se sentía extraña en sus relaciones con el sexo opuesto.  

"Me empaté con una mujer y dije: 'Me gusta mucho más esto'. Se sintió mejor. Se sintió correcto", confesó. "Algunos de los hombres con los que salía, cuando era el momento sexual o de intimidad, tenía esta reacción visceral. Como que [pensaba] 'Simplemente no quiero poner mi boca ahí'".

Demi Lovato
Credit: Tomado de video

La cantante agregó que no tenía nada que ver con sus parejas, sino que más bien empezaba a verlos como amigos.

"No era basado en la persona con la que estaba. Simplemente descubrí que realmente apreciaba la amistad de esas personas más que el romance, y no quería el romance de nadie del sexo opuesto", explicó.

Luego de superar una sobredosis que casi le cuesta la vida en el 2018, la cantante se ha convertido en un libro abierto que la han llevado a descubrirse y madurar como persona, aseguró. Todo, ha comentado, con el fin de poder ayudar a otras personas.

"Todo ha tenido que pasar para que yo pudiera aprender las lecciones que he aprendido", dijo a People, en febrero durante la presentación de su documental Demi Lovato: Dancing with the Devil. "Fue un camino doloroso, y miro atrás y en ocasiones me entristezco cuando pienso en el dolor que tuve que soportar para sobrepasar lo que he sobrepasado, pero no me arrepiento de nada".