La cantante ha recreado el momento en que fue ingresada y casi pierde la vida. Las imágenes del clip reflejan la dolorosa etapa que vivió.

Anuncio

Más fuerte y libre que nunca. Así regresa Demi Lovato a la música. Libre de sus demonios, esos que la llevaron a casi quitarse la vida en una sobredosis de heroína. Sincera y sin nada que esconder, la cantante ha contado cómo se siente y cómo vivió esa pesadilla en su nueva canción “I love me”.

Su segundo sencillo desde su recuperación también estrena un video que no ha pasado desapercibido para nadie por su fuerte contenido. En él, Demi escenifica el instante en que fue llevada al hospital de urgencia porque se debatía entre la vida y la muerte.

Demi es una guerrera. Su lucha no viene de ahora. Tal y como contó esta semana al programa de Ellen DeGeneres, son muchos años batallando con su desorden alimenticio pero también de estar rodeada de gente que no le beneficiaba.

Casi entre lágrimas recordó como por culpa de un mal asosoramiento no tuvo tarta de cumpleaños durante mucho tiempo en este día tan especial. “Tenía tarta de melón, que cortabas como si fuera un trozo de tarta y ponía crema libre de grasa. Esa era mi tarta”, dijo muy triste. Tenía que verse perfecta pero su foro interno estaba destrozado.

Este año por fin ha tenido su tarta y la ha disfrutado junto a su amiga del alma Ariana Grande. Las personas que le manejaban no eran las correctas, eso sumado a sus miedos y otros factores no le beneficiaron en absoluto. Un capítulo turbio del que hoy por fin puede hablar sin temor.

El pasado es eso, pasado, y ahora se quiere, y mucho. Así lo expresa en su nuevo single que en menos de unas horas ya tiene millón y medio de visualizaciones en Youtube. ¡Felicidades querida Demi!