La cantante ha compartido un testimonio abrumador donde habla sin censura de sus desórdenes alimenticos y celebra por todo lo alto las marcas de su cuerpo.
Anuncio

Son tiempos de reflexión y confesiones a corazón abierto, una etapa y un año en el que muchos famosos han dado ejemplo al mostrar su lado más humano y vulnerable.

Es el caso de Demi Lovato, quien después de unos años luchando contra sus adicciones con una gran valentía y entrega, hoy celebra haber superado muchos de sus miedos.

A través de unas fotos en sus redes, presumía sus estrías pero, sobre todo, el hecho de haber aprendido a superar su batalla contra la comida y los desórdenes alimenticios.

"Solía genuinamente pensar que recuperarse de un desorden alimenticio no era posible. Que todos fingían conseguirlo o que recaían en secreto en sus casas. 'Seguro que vomita a cada rato', 'no es posible que acepte su celulitis'. Esas eran algunas de las cosas que solía pensar", dice su publicación.

Pero ya no. Gracias a su fuerza de voluntad y de los profesionales que le acompañan en este camino, reconoce haber ganado el primer round. "En honor a mi gratitud por el lugar en el que estoy hoy, esta es una pequeña sesión de fotos que tomé este verano durante la cuarentena con la que quiero celebrar mis estrías, ya no me avergüenzo de ellas", afirmó.

Demi Lovato
Credit: (Photo by: Chris Haston/NBC/NBCU Photo Bank via Getty Images)

Y para festejarlas lo ha hecho de una forma muy original, pintándolas con brillo y expresando el amor más importante de todos, el que siente hacia ella misma. Esa sí que es una gran noticia. ¡Felicidades Demi!