December 20, 2017 09:21 PM

Los problemas legales con el rapero Nelly no paran. El año fue detenido por cargos de posesión de drogas y este año, en octubre, por cargos de violar a una mujer que, aunque a los pocos días desistió de proseguir con ese caso,  ahora, ha vuelto a entablar la demanda.

Reforma informó que, de acuerdo con los documentos de la corte, una mujer llamada Monique Green asegura que ella trabajaba en un club de Seattle en el que se presentó el músico el 6 de octubre pasado y que, al terminar su presentación, éste la invitó a ir a una fiesta.

Después de beber algunas copas, Greene subió a la camioneta de Nelly y más tarde fueron al autobús de la gira del rapero, pero que al llegar al dormitorio del cantante, él comenzó a masturbarse frente a ella y después  la violó oral y vaginalmente, a pesar de que ella le gritaba que se detuviera o que usara un preservativo, súplicas que él ignoró.

La presunta víctima dice que  comenzó a gritar que la dejara ir, por lo que el equipo del cantante la sacó y él le dio un cheque por 100 dólares y se despidió de ella.

Getty Images/Jamie McCarthy

Ya fuera, la mujer  pidió un Uber y llamó al número de emergencia. Cuando la Policía llegó en su auxilio, la trasladó a un hospital cercano y arrestó a Nelly. Sin embargo en ese entonces ella no quizo proseguir con su demanda, y según informaron varios medios se habría arrepentido de haber llamado al 911.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Esta semana, no obstante, Greene no solo quizo seguir con su acusación en la corte, también lo de difamación porque, según dice, después de lo sucedido él y su equipo han emprendido una campaña en su contra señalando que ella sólo busca dinero, fama y notoriedad.

En el documento legal aclara que no declaró en su primera demanda contra Nelly porque sentía que no podía ir en contra de una celebridad y que el sistema legal le fallaría.

El abogado de Nelly, Scott Rosenblum, ha dicho que su cliente busca contrademandar para restaurar su reputación.

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST