August 27, 2018 11:46 AM

El sujeto que le vendió las pastillas que supuestamente pusieron al borde de la muerte a la cantante Demi Lovato ha hablado. Y para sorpresa de muchos el dealer ha culpado a la cantante de su sobredosis pues asegura que él le advirtió que las pastillas que le estaba vendiendo eran “muy fuertes”.

Brandon Johnson se refirió al asunto al hablar con el sitio TMZ.com diciendo: “Esas pastillas no eran de farmacia y eran mucho más fuertes. [Demi] comprendió perfectamente y es desafortunado que esto haya sucedido”.

El sujeto aseguró que desconocía de qué estaban compuestas las píldoras o si contenían fentanilo, un opiáceo de gran potencia al que se atribuye la muerte del cantante Prince. Sin embargo, Johnson reconoció que sabía que las pastillas provenían de México.

El hombre alega que al llegar a la casa de la exestrella de Disney fumaron juntos y luego como las siete de la mañana se marchó dejándola sola, cosa según él ya había ocurrido anteriormente. Por si eso fuera poco, en la entrevista también sugirió que él y la cantante sostuvieron relaciones íntimas, cosa que los allegados a la artista han negado.

Kevin Mazur/Getty Images for March For Our Lives

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Según distintas fuentes, Johnson ha sido detenido en varias ocasiones por la policía de Los Ángeles y fue él quien el 24 de julio acudió a la residencia de la cantante en Hollywood Hills para suministrar los narcóticos que posteriormente la pondrían al borde de la muerte tras haber estado de fiesta hasta la madrugada.

Esa mañana, hacia las 11:00 a.m. el 911 recibió una escalofriante llamada de la asistente de la artista pidiendo ayuda. Lovato fue asistida con el medicamento narcan, comunmente usado para contrarrestar los efectos del opio y la heroína, e ingresada de emergencia en el exclusivo hospital Cedars-Sinai.

“No estoy aquí para lastimar a nadie”, asegura el sujeto ante lo ocurrido. “Ella me preocupa bastante, significa mucho para mí”.

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST