La modelo, escritora y feliz mamá puertorriqueña regresa a las redes tras unas semanas desconectada para compartir algo muy doloroso y personal.

By Teresa Aranguez
July 18, 2019 06:42 AM

Su presencia en las redes siempre nos llena de amor y esperanza. Positiva, alegre y luchadora, así es nuestra querida Dayanara Torres, quien a pesar de hacer frente a una dura enfermedad, está siendo un ejemplo de lucha y optimismo.

Las últimas semanas ha estado totalmente alejada de las redes, algo que nos ha obligado a echarla de menos pues, además de cautivarnos con su belleza, ha empleado este rincón virtual para informar sobre cómo está.

Después de un tiempo sin noticias, Dayanara ha reaparecido por una causa mayor: su Puerto Rico adorado. Tras las marchas contra el gobernador Ricardo Roselló, la modelo se ha posicionado y ha aprovechado para hacer una fuerte confesión sobre su salud.

Ella no ha podido ni puede estar en las protestas y cuenta el porqué. "Estoy en LA y bajo tratamiento de cáncer que más me afecta el sistema inmunológico y me deja en dolor constante y fatiga. Por eso me he tomado un break de las redes, para mi sanación", ha contestado sincera la también escritora a sus seguidores.

Pero lo de su país la ha empujado a escribir este emotivo canto a su tierra. "Hoy es demasiado para no decir presente de la manera en que sí puedo, anunciando en redes y mostrando nuestro apoyo. Mi familia entera ya está de camino", ha explicado.

Instagram / Dayanara Torres

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Dayanara tiene una fuerza aún mayor para luchar por el cambio, su querido padre José Torres. "Yo perdí a mi padre por (el huracán) María, a mi papá le quedaban muchos años más, pero viendo esto, la burla, el chat, la burla de los cadáveres, etc, eso llora ante los ojos de Dios. ¡Mi padre es uno!", ha expresado con profunda emoción.

Instagram-Univision/MIra Quien Baila

En estos días Dayanara comienza su novena sesión, así que le mandamos todo el amor, cariño y fuerza en este camino en el que la acompañamos de la mano hasta llegar a la meta. ¡Eres luz compañera!

Advertisement