Con Lili Estefan de vacaciones, Raúl de Molina se está rodeando de un ramillete de talentosas y bellas presentadoras. ¡Pero esta boricua se llevó la palma!
Anuncio

Han sido muchos los rostros femeninos (y masculinos) que han pasado por el plató de El gordo y la flaca para sustituir, en este caso, a Lili Estefan por su ausencia en vacaciones. Cada una le ha puesto su sabor y personalidad y ha sido una bocanada de aire fresco para la audiencia.

La intervención de una de sus más recientes invitadas a la conducción del show ha sido, con diferencia, una de las más aplaudidas por el público. Era su primera vez ante los mandos de este programa en el que tantas veces ella ha sido la protagonista de la noticia.

Su llegada al lugar al plató junto a Raúl de Molina fue apoteósica y los comentarios de los televidentes al verla no se quedaron atrás. Una boricua que dejó huella y que hizo un equipo perfecto con el cubano, a quien le une mucho cariño y afecto.

El gordo y la flaca
El gordo y la flaca
| Credit: El gordo y la flaca

Feliz de darle la bienvenida, Raúl la presentó como todo lo que es, una reina de belleza y una persona muy querida, no solo entre la gente de a pie, sino también en el entorno del entretenimiento.

¡Y con todos ustedes.... Dayanara Torres! La actriz, modelo y presentadora pisaba por primera como conductora este espacio y lo hizo por todo lo alto. Su espectacular vestido rosa se robó todas las miradas, al igual que su manera de contar las cosas, siempre con respeto y cuidado.

"Haz lo que hago yo todos los días, lo que tú quieras", le recomendó Raúl en su primer día. No le hicieron falta demasiados consejos pues Dayanara lo bordó y así mismo se lo hicieron saber los seguidores del programa.

"Iluminas la vida de todos los que te rodean", "Brillando siempre", "La más bella de todas", "Única, auténtica, natural", "Hace de todo y muy bien", escribieron tan solo algunos aplaudiendo el saber estar de la puertorriqueña.

Los últimos tiempos Dayanara ha estado sin parar laboralmente hablando y muy presente en la televisión. Hace unos semanas ocupaba una de las sillas de La mesa caliente, en Telemundo, donde también dio la talla y encajó a la perfección con las chicas.

Se puede decir que la feliz mamá de Ryan y Cristian vive un momento muy dulce tanto en lo profesional con este sinfín de oportunidades, como también en lo personal. Su corazón está de lo más contento ¡y eso se nota!