La ex Miss Universo se sometió este martes a su última sesión de tratamiento y compartió este emotivo momento a través de sus redes.
Anuncio

Tras un año batallando contra la enfermedad, Dayanara Torres se sometió este martes a su último tratamiento contra el cáncer de piel que le fue diagnosticado a principios de 2019. Un momento muy especial que la guapa modelo boricua vivió en compañía de sus seres queridos, entre ellos sus dos hermanos, quienes volaron desde Puerto Rico hasta Los Ángeles para estar a su lado.

Emocionada, la exesposa de Marc Anthony compartió a través de su perfil de Instagram un vídeo de no más de 1 minuto de duración en el que recoge cómo vivió su último día de tratamiento. Por supuesto las lágrimas de emoción en el rostro de Dayanara por haber concluido una etapa tan importante en su lucha contra el cáncer fueron las grandes protagonistas, así como el emotivo abrazo que se dio con su madre, a quien dedicó unas emotivas palabras en sus redes.

“La guerrera más fuerte que conozco, mami sin ti yo no puedo. Me has dado no solo tu ayuda para poder trabajar pero te has dedicado a seguir impulsándome en la vida cuando me ves que decaigo. Gracias por nunca soltarme y por inyectarme de tu gran fe para seguir adelante. Te amo Lela con toda mi alma”, escribió emocionada.

Tras someterse a la última de sus 18 sesiones de tratamiento contra el cáncer, Dayanara salió a celebrar con su familia y amigos a un restaurante de Los Ángeles especializado en comida puertorriqueña esperanzada de que en marzo cuando se le practiquen los exámenes salga todo negativo.

“Hoy es un gran día para mí y para mi familia. Orando y suplicando ahora de rodillas para que en marzo cuando tenga todos mis exámenes (MRI, Citi, Pet) salga todo negativo. Gente más que nunca no me suelten. La oración llega no importa desde cuan lejos venga. Dios tiene el control & Dios es bueno siempre”, publicó la jueza de Mira quién baila.

Este último año, sin duda, ha sido una ‘lección de experiencia’ fuerte para Dayanara, como reconocía este martes la propia modelo a través de sus redes sociales.

“Que año tan lleno de emociones, incertidumbres, fatigas, dolores intensos que no me han dejado descansar y muchas veces hasta dormir, subida de peso, nauseas a diario, y hasta todo me sabe a metal, pero un año lleno de aprendizaje, que lección de experiencia tan fuerte para mí”, compartió.