La protagonista de exitosas telenovelas mostró a través de sus redes sociales la erupción que tiene en su piel como consecuencia de esta enfermedad llamada roséola.

By Moisés González
January 09, 2020 06:14 AM

Sumergida de lleno en la aventura de la maternidad desde que en julio de 2017 viniera al mundo su primogénito Dante, Danna García está viviendo al máximo sus primeros años como mamá.

La actriz colombiana, que recientemente realizó una participación especial en la séptima temporada de la superserie El señor de los cielos que transmite actualmente Telemundo a las 10 p.m., hora del Este, no se imaginaba el esfuerzo tan grande que suponía cuidar de un bebé, como llegó a reconocer en una ocasión tiempo atrás en sus redes sociales.

“Tener un hijo es un trabajo”, declaró en su momento la estrella de exitosas telenovelas como Pasión de gavilanes, Bella calamidades y, más recientemente, Las amazonas.

Un trabajo que está saboreando cada día, pero que también la lleva a vivir situaciones inimaginables e improbables como padecer una enfermedad casi exclusiva de los niños.

La actriz de 41 años dio a conocer este miércoles a través de sus redes que lleva varios días enferma de roséola, una enfermedad que suelen padecer especialmente los bebés y que, además de causar fiebre alta durante varios días, ocasiona una erupción de color rosa en la piel.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La también heroína del melodrama Qué bonito amor compartió un vídeo en el que muestra los ‘estragos’ que esta enfermedad ha generado en su rostro, así como en otras partes de su rostro.

“Esto quiere decir que tengo roséola, es una eruptiva que al parecer solo le da a los niños. Yo llevo varios días con fiebre por eso es un lujo esta boca así rota. Y ya no les quiero decir los brazos, las piernas, el resto del cuerpo”, informó Danna en Instagram.

“Como solo da a niños estoy feliz de confirmar que tengo mi niño interior muy presente”, agregó sin perder su sentido del humor.

Afortunadamente su piel volverá a su estado normal en los próximos días cuando cese la enfermedad, por lo que todo habrá quedado en una simple anécdota.

Advertisement