La actriz pensó que podía morir así que informó a sus seres queridos de qué quería que se hiciera con su chiquitín Dante. Esto fue lo que pidió.

Por Teresa Aranguez
Mayo 13, 2020
Anuncio

Aunque ahora se ve como algo lejano, en realidad fue hace apenas dos meses que comenzó la pesadilla de Danna García. Se contagió del coronavirus y desde entonces su vida ha sido una montaña rusa.

Luchadora con todas las ganas pero con mucho miedo, la actriz ha contado su periplo estos días a los medios sorprendiéndonos con su sincero testimonio. La muerte no ha estado exenta en su vida y así mismo lo ha contado, tal fue el miedo que no dudó en hablar con su familia para darle instrucciones en el caso de un trágico desenlace.

"Di instrucciones sobre quién se encargaría de mi hijo, cómo se encargaría y cuál era mi voluntad", unas declaraciones muy dolorosas que ha recogido Univisión y que demuestran el calvario que ha vivido.

El pequeño de dos añitos ha pasado por todos los procesos, desde no querer ver a su mamá y llorar cada vez que la tenía en pantalla hasta acercarle la cucharita para darle la comida.

Danna sigue a la espera de los resultados de esta segunda prueba para por fin decir adiós a la soledad de estos meses y reencontrarse con los grandes amores de su vida, su hijito Dante y su esposo, Iván González.

Afortunadamente, sus suegros, también contagiados, han salido adelante y superado la COVID-19. No ha sido un camino fácil para ninguno pero esta etapa oscura, asegura la actriz de 42 años, representa una de las lecciones más grandes de su vida donde el amor y la esperanza han sido sus grandes pilares.