Michelle Renaud y Danilo Carrera hablan en exclusiva de su vida en pareja y su nuevo proyecto, Quererlo todo.

Anuncio

Su encierro de más de seis meses debido a la pandemia provocó que Danilo Carrera sintiera una terrible desesperación y frustración que por fortuna fue sanada gracias a una mujer maravilla. "Tengo la suerte de tener a Michelle [Renaud]. Es supermadura, me ha enseñado muchísimo y, aunque somos de la misma edad, es verdad que la mujer madura antes que el hombre", dice orgulloso el ecuatoriano. "Me decía: 'A ver, tranquilo. Esto hay que aprovecharlo, hay que hacerlo bien. Vamos a estudiar francés, escribe tu libro' ".

Renaud no fue la única persona que rescató al actor. "Tuvimos a Marcelo aquí [en la casa] y fue un asset importante porque nos daba orden y estructura, y aprendí de él", dice Carrera del hijo de 3 años de Renaud. "Me daba tanto amor; es un niño mágico, hermoso, guapísimo, inteligentísimo", dice. "Soy superafortunado de poder vivir esta época tan difícil para todos rodeado de dos personas tan mágicas y maravillosas que me dieron tanto amor y tanto aprendizaje".

El viaje de aprendizaje de la pareja inició con una amistad durante las grabaciones de la telenovela Hijas de la luna en el 2018 y se convirtió en amor en el 2019 mientras Carrera jugaba fútbol en Ecuador y Renaud estaba en Ciudad de México. "Tuve una situación bastante fuerte y Danilo estaba en Machala, pensaba que él me hacía reír mucho y siempre había sido muy simpático [durante la grabación de la novela]. Nos empezamos a escribir por mensajes", recuerda la actriz, quien durante una escena de esa serie tuvo que nadar en el mar en la madrugada y Carrera la ayudó durante la grabación. "Me [di] cuenta de que a la distancia me sentía igual de cuidada y protegida como ese día, y en ese momento dije: 'Wow, me encanta' ".

El flechazo fue recíproco. "Estaba sin mi familia, sin nadie. Ella estaba ahí a través del teléfono y nos enamoramos en la distancia", asegura Carrera. "Estuvo conmigo todo ese tiempo. Me enamoró ver a esta mujer que lidera con ese encanto".

Hoy, el amor de los tórtolos está a la vista en la pantalla chica en Quererlo todo (Univision). "La novela nos viene como anillo al dedo para disfrutar, para reírnos, para trabajar juntos otra vez. ¿Cuánta gente tiene la oportunidad de trabajar con su pareja?", dice Carrera. "Y más que nada trabajar con su pareja en lo que les gusta hacer a los dos". Agrega Renaud: "Para mí esta telenovela no hubiera sido lo mismo sin Danilo".

¿Boda y más hijos en camino? De eso, su vida en familia y proyectos profesionales hablaron los actores en exclusiva con People en Español.

Danilo Carrera y Michelle Renaud
Credit: Palomera Group

¿Cómo vivieron el 2020?

Michelle Renaud: Fue un año de mucho aprendizaje para nosotros igual que para toda la gente. Fue un año de mucha resiliencia, de poder madurar un poco más rápido. Danilo y yo tenemos esta gran fortaleza de que sabemos agarrar lo positivo de los momentos difíciles. Al final del día tenemos a nuestras familias bien, están en salud y eso nos nutre y nos hace sentir mejor —y en pareja tuvimos más tiempo de convivir con Marcelo, creando un mejor equipo y una unión. Entonces creo que [fue] un muy buen año, con retos, pero retos que hemos sabido pasar, retos que nos han hecho los mandados.

Danilo Carrera: ¡Eso! Tengo la suerte de tener a Michelle. Es una mujer maravillosa, es una mujer supermadura, una mujer que me ha enseñado muchísimo y, aunque somos de la misma edad, es verdad que la mujer madura antes que el hombre. Michelle en los momentos que a mí se me complicaban, estando en el encierro, en la frustración, me decía: 'A ver, tranquilo. Esto hay que aprovecharlo, hay que hacerlo bien. Vamos a estudiar francés, oye, escribe tu libro', entonces escribí mi libro.

Aprovechamos la cuarentena. Tuvimos a Marcelo aquí [en la casa] y fue un asset importante porque nos daba orden y estructura y aprendí de él. Me daba tanto amor; es un niño mágico, hermoso, guapísimo, inteligentísimo. Soy superafortunado de poder vivir esta época tan difícil para todos rodeado de dos personas tan mágicas y maravillosas que me dieron tanto amor y tanto aprendizaje.

Danilo Carrera y Michelle Renaud
Credit: Palomera Group

¿Cómo es su día a día en pareja?

M: Afortunadamente yo nunca sentí esa frustración. A mí me preocupaba la situación que estábamos viviendo afuera, pero me encantaba estar encerrada aquí [en mi casa] con mi bebé y mi novio. Me sentía en Disneylandia.

Estuvo muy bien porque, como dice Danilo, Marcelo nos dio mucha estructura, nos teníamos que levantar temprano porque sí o sí. Nos despertaban a las 7 de la mañana, entonces nos daba tiempo de [estudiar] francés, de hacer ejercicio.

D: Hacíamos ejercicio los tres.

M: A mí me dio por pintar cuadros, Danilo tenía el tiempo de escribir. Realmente nos sentíamos muy productivos.

Danilo Carrera, Michelle Renaud y su hijo
Credit: Cortesía de Danilo Carrera y Michelle Renaud

D: Veíamos películas en la noche con Marcelo, comíamos muchas palomitas [risas].

M: Teníamos ese tiempo de calidad que muy pocas veces en este negocio puedes tener con tu familia. Al final del día, Marcelo desde que nació me acompaña a todos los llamados, me acompaña a todos lados en mi día a día, pero estar las 24 horas juntos fueron unos meses que para mí como mamá fueron un regalo de Dios.

Y con mi relación con Danilo creo que nos fortaleció mucho, nos hizo madurar la relación.

Michelle, mencionabas que al estar con tu hijo y con Danilo te sentías en Disney. ¿Cómo es la relación de tu hijo y Danilo?

M: Me hace la mujer más feliz del mundo, imagínate que mis dos amores de la vida me aman, qué más puedo pedir. Danilo no tiene ninguna responsabilidad con Marcelo y ver que de todos modos [le tiene] un amor incondicional —y ver que entre ellos dos hay una relación de cómplices, de amistad, de personas que se quieren— para mí es algo que me enamora de parte de los dos.

Siempre se lo dije a Danilo: 'Cuando alguien te ve en casa, por mucho que no seas el papá eres un adulto responsable y todos los adultos somos responsables de los niños'. Y es un problema grave que muchos adultos como no son los papás, pues dicen no me importa. Pero nosotros los adultos somos el ejemplo de los hijos.

Y me encanta que hoy mi hijo tiene un hombre como Danilo que es un ejemplo a seguir, que pueda él seguirlo y aprenderle tanto.

Y en la cuarentena nos dimos cuenta, y esto lo platico para las mamás que están separadas y que tienen otra relación, que es superimportante que tu pareja tenga esta autoridad con el niño para que el niño tenga estructura. Es responsabilidad de los dos.

Danilo Carrera y Michelle Renaud
Credit: Palomera Group

D: Hicimos equipo. No contradecir nunca lo que dice el otro es importantísimo.

M: Eso al único que le beneficia es al bebé. Entonces me encanta que Danilo lo haya asumido así, lo haya entendido así y que justo como dice hayamos hecho este equipo. Ahorita estamos dando esta entrevista y en medio está Marcelo calladito porque sabe que estamos trabajando.

Danilo, has madurado junto a Michelle. ¿Qué te hizo enamorarte de ella?

D: Michelle tiene una habilidad nata de liderazgo que no había visto antes. Yo también soy líder, de equipo de fútbol, [de] vamos a entrenar, a echarle ganas. Tengo que sacar esa garra para ser líder y saber cómo hacer las cosas, y liderar como ejemplo. Michelle también lo hace, pero ella llega, sonríe, pone música y cambia el ambiente de todo. Es una gran compañera de trabajo, es la mejor compañera de trabajo que he tenido.

Cuando estaba entrenando en Ecuador en Machala solo, sin mi familia, sin nadie, ella estaba ahí a través del teléfono y nos enamoramos en la distancia. Ella dándome ánimos [me decía]: 'Antes de dormir tienes que imaginarte cómo haces los goles, eso te va a dar energía y mucha fuerza, y eso lo va a asimilar tu cuerpo al día siguiente'. Y yo me acostaba y me imaginaba todo eso. Estuvo conmigo todo ese tiempo, ese proceso y fue una de las cosas que me enamoraron. Me enamoró ver a esta mujer líder que lidera con ese encanto. Tiene una sonrisa hermosa, unos ojos hermosos. Me enamoró eso, su liderazgo.

Danilo Carrera y Michelle Renaud
Credit: Palomera Group

¿Y a ti, Michelle, qué te hizo sentir que te quedarías con Danilo?

M: Un día grabando la telenovela Hijas… tenía que meterme al mar a las tres de la mañana. Me dijo el productor que había una doble, pero yo lo quise hacer. Me metí y cuando salí para grabar, las cámaras ya estaban del otro lado porque la corriente me llevó del otro lado.

D: Tenía que nadar cuarenta metros adentro del mar y hacía [mucho] frío, en la noche, tres de la mañana, en Mazatlán, Sinaloa.

M: Y como dije que lo hacía, pues lo tenía que hacer. Me metí y Danilo me ayudó, era mi compañero. Me agarró de la mano como a una niña chiquitita y me metió como un soldadito y en el 5, 4, 3, 2 él se sumergió y me agarró el tobillo y para mí fue un momento de wow. Hice una pausa en la escena y [me] dije es la primera vez que siento que alguien me está cuidando, me está protegiendo, nunca lo había vivido en una relación y en ese momento le pedí a Dios: 'Mándame uno así'.

Al año cuando yo tuve una situación bastante fuerte y Danilo estaba en Machala, pensaba que él me hacía mucho reír y siempre había sido muy simpático. Nos empezamos a escribir por mensajes y me [di] cuenta de que a la distancia me sentía igual de cuidada y protegida como ese día y en ese momento dije: 'Wow, me encanta'. Además de que era una persona que estaba cumpliendo su sueño en Machala y las historias que me contaba.

Lo que me enamoró de Danilo fue esa esencia de hombre, caballero que protege, que me hace reír, que me sigue todas mis locuras, que me enseña muchísimas cosas, es un escritor nato. Lo admiro muchísimo.

Danilo Carrera y Michelle Renaud
Credit: Palomera Group

Equipo en casa y equipo en Quererlo…

D: Creo que la novela nos viene como anillo al dedo para disfrutar, para reírnos, para trabajar juntos otra vez. ¿Cuánta gente tiene la oportunidad de trabajar con su pareja? Y más que nada trabajar con su pareja en lo que les gusta hacer a los dos, después de la cuarentena, que nosotros sí nos encerramos muy temprano, a principios de marzo ya estábamos encerrados en México. Salimos en agosto a grabar.

La telenovela fue un premio para ver paisajes hermosos, para grabar en paisajes hermosos, para poder viajar otra vez. Estamos grabando en el Ajusco, Toluca, en una hacienda hermosísima. Los paisajes son tan hermosos que es lo que le estamos llevando a la gente a su casa. La gente que está tanto tiempo sin salir va a poder ver naturaleza, animales, árboles. Van a poder respirar aire libre a través de la pantalla y la novela es una novela clásica, [es un] melodrama. No se la pueden perder.

M: Para mí esta telenovela no hubiera sido lo mismo sin Danilo. Cuando empecé a leer el guión y vi que [mi personaje] montaba a caballo, casi me da un infarto. Iba a renunciar y Danilo me dijo que no [lo hiciera]. Uno de mis retos en el 2020 era vencer mis miedos. Gracias a Danilo que me apoyó, que me tuvo paciencia, me puedo hoy subir a un caballo. Me siento protegida, cuidada, tengo un motor en mi vida.

Marcelo también me ayudó, me subía al caballo y con su dedito me hacía: muy bien mamá.

Danilo Carrera, Michelle Renaud y su hijo
Credit: Cortesía de Danilo Carrera y Michelle Renaud

Después de la telenovela, ¿cuáles son sus proyectos?

M: Ahorita estamos viviendo el día a día porque como está la situación es difícil ponerse a planear. Tenemos muchos proyectos que están frenados. La novela no tenemos fecha de cuando va a acabar.

D: Mi libro es una novela romántica, es una historia escrita 100 por ciento por mí y me encanta porque cuando tú creas algo de la nada nadie más te puede contar una historia. La inventé yo desde cero y sé que le va a gustar mucho a la gente que me sigue. Se publicará próximamente.

M: ¡Es un novelón!

¿Más hijos y boda?

M: Por el momento estamos aquí resolviendo quererlo todo [risas] y eso ocupa nuestro tiempo.